• El PP reversible: entre los centralistas de Ciudadanos y los nacionalistas de Euskadi y Cataluña.
  • Muchas preguntas: ¿se repetirá el escenario en la sesión de investidura?
  • ¿A costa del cese de Jorge Fernández?
  • ¿Embrión de acercamiento entre PP y el Partido Demócrata de Cataluña para arreglar la cuestión catalana?
  • En cualquier caso, ¿por qué no van a apoyar el Partido Demócrata de Cataluña y el PNV al PP si los tres son de derechas?
  • Y la pregunta más curiosa: ¿Qué pintaba Cristina Cifuentes en el Congreso?
  • Y viborita Hernando (PSOE) hace hincapié en el 'independentismo' de los votos de Pastor. Precisamente el PSOE, que ha pactado hasta con la CUP.
  • Y la hortera de Carolina Bescansa (Podemos) ha utilizado una poesía de Miguel Hernández como juramento.
Gran sorpresa en la elección de Ana Pastor como presidenta del Congreso. Entre PNV y Convergencia, nacionalismo vasco y catalán, le han prestado diez votos al Partido Popular para que Ana Pastor fuera elegida presidenta del Congreso. Las preguntas son muchas. El viborita de Antonio Hernando (versión PSOE) insiste en que el PP se ha aliado con los independentistas. Y lo dice el PSOE, que ha estado mariposeando con el referéndum y que incluso ha llegado a pactar hasta con la CUP con tal de obtener poder en ayuntamiento catalanes. Vamos a las cuestiones más serias, porque los interrogantes que abren estos cuatro votos son muchos. Ejemplo: es lógico que tres partidos de derechas, como son el PP, el PNV y el Partido Demócrata de Cataluña o como se llame ahora Convergencia, voten en la misma dirección. Ahora bien, ¿significa esto que el problema catalán puede entrar en vía de solución por la senda adecuada, la alianza entre PP y Convergencia? El momento es idóneo. Es mucho decir pero existe un sector no independentista en Convergencia, no lo olvidemos, un sector cada día más harto del enloquecido Artur Mas. En cualquier caso, la respuesta la obtendremos en la sesión de investidura: si se repite el préstamo de votos de los catalanes a Rajoy para ser investido presidente del Gobierno... ¡Ah! Y todo aparenta que el damnificado del PP será Jorge Fernández, blanco de Convergencia. De este modo, Rajoy mataría dos pájaros de un tiro: les entregaría la cabeza de Fernández a los nacionalistas y defenestraría a un católico oficial del nuevo PP que es de lo más laico y no tolera cristianos. Y hablando de cristófobos, la pregunta más interesante es qué pintaba en el Congreso de los Diputados de la nación la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la más progresista del nuevo PP progre? Y PSOE y Podemos se han quedado traspuestos. La hortera de Carolina Bescansa ha jurado con una poesía. Menos mal que era de Miguel Hernández pero aún así... Al parecer cunado recibe su nómina de diputada no lee poesía, sólo la línea de líquido a percibir. La izquierda española necesita ser un poco menos cursi y un poco menos progre... y un poco menos blasfema. Por de pronto, Rajoy también hablará catalán en la intimidad. Eulogio López [email protected]