• Por ejemplo, en noviembre de 2017, cuando el ya presidente del Consejo Europeo puso en duda la independencia de la justicia polaca.
  • Tusk también criticó a las autoridades polacas por la idea de aprobar la ley que prescribe penalizar por las afirmaciones sobre la complicidad de los polacos con los crímenes nazis.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe hoy 16 de marzo al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (en la imagen), el polaco que desde Bruselas pone zancadillas al Gobierno de su país, a favor de Bruselas y por hacerse el progre. Por ejemplo, en noviembre de 2017, cuando Tusk lanzó fuertes críticas contra el partido que ahora gobierna Polonia, su país natal, y la primera ministra del país replicó airadamente, recogió La Prensa. "El partido Ley y Justicia ha distanciado a Polonia de la Unión Europea, ha violado el Estado de derecho, ha atacado a la independencia judicial, ha atacado a las oenegés y a la prensa", denunció Tusk en un tuit. Añadió que, además, se ha deteriorado la relación entre Polonia y Ucrania. "¿Se trata de la estrategia del Ley y Justicia? ¿O será la estrategia del Kremlin? No se puede dormir tranquilo en esta situación", escribió en su cuenta el funcionario, que planea regresar a la política polaca después de culminar su tarea al frente del Consejo Europeo. La primera ministra polaca, Beata Szydlo, respondió denunciando que Tusk no ha hecho nada por Polonia desde que asumió en el consejo y lo acusó de usar el cargo para atacar a su propio país. Tusk también criticó a las autoridades polacas por la idea de aprobar la ley que prescribe penalizar por las afirmaciones sobre la complicidad de los polacos con los crímenes nazis, según Sputnik. Andrés Veláquez [email protected]