• El dirigente socialista se escuda en el interés general: "No vamos a apoyar aquello que queremos cambiar, que es al señor Rajoy y a sus políticas".
  • Añade que Rajoy no le ha aclarado si se presentará a la investidura y por eso, dice con gran cinismo, se encuentra "mucho más preocupado".
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se han reunido este martes, durante 55 minutos, como parte de la ronda de contactos del presidente en funciones para formar Gobierno. Tras la reunión, ha comparecido Sánchez ante la prensa y ha proseguido con su discurso contundente del 'no' al PP y a Mariano Rajoy. El secretario general del PSOE ha exigido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que "asuma su responsabilidad y empiece a negociar con sus aliados potenciales". Entre ellos no está el PSOE. "Que se pongan de acuerdo las derechas. La izquierda no va a apoyar a la derecha", ha dicho Sánchez, que no se abstendrá para permitir la investidura del candidato del PP. Sánchez ha dicho -con gran cinismo, pues no deja que se forme Gobierno- salir "mucho más preocupado" porque 35 días después de las elecciones el candidato del PP "no ha sumado más escaños a sus 137 diputados" y tampoco le ha aclarado si se va a presentar a la investidura. Sánchez ha desvelado que Rajoy le ha ofrecido de nuevo la llamada gran coalición, que el candidato socialista ha vuelto a rechazar: "El PSOE no va a estar en ninguna gran coalición. No vamos a apoyar aquello que queremos cambiar, que es al señor Rajoy y a sus políticas". Lo curioso del caso es que Sánchez habla del interés general de la nación, pero luego imposibilita de todas las maneras que Rajoy pueda gobernar. Sánchez habla de que el PSOE hará una oposición responsable, pero no se sitúa en la oposición porque no deja que haya Gobierno. Andrés Velázquez [email protected]