• El presidente ya no disimula su optimismo: España puede cumplir el objetivo de déficit este año y el que viene.
  • Ha asegurado que España está "en la buena línea" para cumplir el objetivo de déficit en 2015 (4,2%) y en 2016, en el 2,8%.
  • También ha destacado la importancia de la caída del precio de la deuda, hasta un interés negativo del 0,002% en el caso de las letras a 6 meses.
  • Ya que las mejores condiciones de financiación implicarán "dinero más barato" para las pequeñas y medianas empresas.
Comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Pleno del Congreso de los Diputados, en la que, además de dar cuenta del último Consejo Europeo, el presidente ha hablado de lo que más le gusta: economía. Se ve que la estrategia del PP para que le voten los ciudadanos es tratar de humanizar su discurso, empatizar, y por eso Rajoy ha recordado que detrás de la "frialdad" de las cifras se encuentra la realidad que más le importa: "La de esas personas, con sus familias, sus proyectos, sus anhelos, que van a tener la oportunidad de llevarlos a cabo". Al presidente se le nota cómodo y optimista cuando habla de economía. Rajoy ha considerado "espectacular" el cambio de la situación económica, aunque también ha reconocido que "queda mucho trabajo por hacer", tanto en España como en el conjunto de la Unión Europea. En concreto, ha asegurado que España está "en la buena línea" para cumplir el objetivo de déficit en 2015 (4,2%) y para alcanzar el valor de cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2016, dejando el saldo negativo de las cuentas por debajo del 3%, en el 2,8%. El presidente ha resaltado también la importancia de la caída del precio que debe pagar España para financiarse en los mercados en las últimas semanas, hasta un interés negativo del 0,002% en el caso de las letras a 6 meses. Es decir, los inversores pagan por prestar dinero a España", ha señalado el jefe del Ejecutivo, tras explicar que las mejores condiciones de financiación implicarán "dinero más barato" para las pequeñas y medianas empresas y créditos para aquellos que quieran emprender un negocio o ampliar el que ya tienen. También ha recordado que la Comisión Europea ha planteado un incremento del PIB español del 2,3% para este año y del 2,5% para 2016 en sus previsiones de invierno gracias al avance de la demanda interna, la mejora del mercado laboral, unas condiciones de financiación más asequibles, una mayor confianza y el descenso de los costes energéticos. Además, la Comisión ha reconocido que en España se intensificarán las mejoras en la creación de empleo en los próximos meses y que el paro descenderá al 20,7% en 2016. Según el presidente, el paro está disminuyendo a un ritmo interanual del 7,2% y el empleo está creciendo al mayor ritmo de los últimos quince años. Andrés Velázquez [email protected]