• El orden debería ser el inverso: primero reducir gastos…
  • El documento más importante que pretende sacar adelante el Ejecutivo afecta a la financiación de las comunidades.
  • También se hablará de dependencia, del bono social, la educación y la mayor participación de las autonomías en los asuntos europeos.
  • El catalán Carles Puigdemont y el vasco Íñigo Urkullu se desmarcan hasta el final: no asisten a la Cumbre de Presidentes.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha trasladado este martes a los presidentes autonómicos que su objetivo es preservar y, "si es posible", mejorar el Estado del bienestar, pero ha advertido de que aún falta por recuperar recaudación (¡ay madre!) y reducir gastos para situarse en niveles previos a la crisis económica, informan agencias. Nótese que el orden debería ser al revés: o sea, primero reducir gastos y luego, si no basta, quizá aumentar impuestos. Pero es que Rajoy no ha hecho más que subirlos cuando llega al poder. Rajoy ha presidido este martes una nueva Conferencia de Presidentes, la sexta desde que José Luis Rodríguez Zapatero la instaurara en 2004. En esta ocasión, la cumbre no ha contado con todos los jefes de ejecutivos autonómicos, ya que no estarán ni el catalán, Carles Puigdemont, ni el vasco, Íñigo Urkullu. Porque, al perecer, se sienten superiores a los demás. El jefe del Ejecutivo ha hecho un repaso del cuadro macroeconómico previsto para este año en su intervención inicial en la VI Conferencia de Presidentes que se celebra en el Senado, según han informado fuentes del Gobierno, ya que la reunión es a puerta cerrada. Así, ha expuesto que en 2017 prevé que España recupere el 10% del PIB perdido con motivo de la crisis y que se creen 400.000 empleos, con lo que el paro se situaría en el 17,6%, según datos que ha expuesto Rajoy en su intervención. También ha subrayado que en el presente ejercicio la recaudación seguirá subiendo, pero que será difícil que llegue a los niveles de 2007. El foro político, que no se celebra desde octubre de 2012, cuenta con el cambio del sistema de financiación autonómica, la ley de dependencia y los recursos para su sostenimiento como temas principales. La cita culminará previsiblemente con una decena de acuerdos rubricados, entre ellos los ya citados para impulsar la reforma de la financiación autonómica y sobre dependencia, pero también otros sobre el bono social, la educación y la mayor participación de las comunidades en los asuntos europeos, entre otros. El documento más importante que pretende sacar adelante el Ejecutivo de Mariano Rajoy es el que afecta a la financiación autonómica. El modelo vigente se aprobó en 2009. En 2017 está desfasado. La Conferencia de este martes quiere arrancar la negociación de un nuevo sistema mediante una comisión de expertos de las diferentes administraciones para negociar un nuevo modelo. Nadie se aventura a dar plazos. Andrés Velázquez [email protected]