• El vicesecretario general se ha convertido en el puntal de la ideología de género en el PP. Y nadie se atreve a chistarle.
  • Maroto confirma que la maternidad subrogada se debatirá en el Congreso Nacional, pues habrá "enmiendas para que se regule".
  • Esto supone una nueva ruptura del PP con los valores cristianos: defensa de la vida, de la familia natural…
  • Y Maroto insiste: "En el último año en España se han registrado más niños a través de gestación subrogada que por adopción internacional". Pues facilite la adopción de niños extranjeros.
  • Hay que legalizar los vientres de alquiler porque, asegura Maroto, el de la moto, es una 'realidad'. Claro, como el asesinato, el robo, la estafa o la violencia y no por ello se legalizan.
En estos momentos de minoría parlamentaria, el PP ahonda en su error de dejar los valores morales a un lado. Ahora irá un poco más allá de lo que ya hemos visto y regulará los vientres de alquiler, como hemos apuntado en el Minucias Visuales de este lunes (ver vídeo). ¡Lo qué le faltaba! Javier Maroto (en la imagen), vicesecretario de acción sectorial y puntal del PP en ideología de género, se vuelve a subir a la moto. Este lunes, ha confirmado que en el Congreso Nacional del partido, que tendrá lugar entre el 10 y el 12 de febrero, se debatirá sobre la gestación subrogada, pues ya les han anunciado que habrá "enmiendas para que se regule". Esto no es baladí, sino que supone otra ruptura del PP con los valores morales: vida, familia… Y cómo no, bajo un eufemismo, pues si en el caso del aborto, se habla de interrupción voluntaria del embarazo; en el de los vientres de alquiler, se opta por la gestación subrogada. Se trata además de otra muestra más de que cómo el PP está chantajeando a la familia natural, al igual que antes hizo con los provida y que hace permanentemente con los cristianos. Y es que el marianismo es un proceso de degradación moral permanente, en el que cabe todo. Pero a Maroto le da igual todo esto y más siendo el puntal de la ideología de género en el PP. Por eso no ha dudado en justificar la deriva en la cuestión de los vientres de alquiler: "En el último año en España se han registrado más niños a través de gestación subrogada que por adopción internacional". Convendría, eso sí, que mencionara la multitud de solicitudes que hay para la adopción internacional, la excesiva burocracia que exige y lo difícil y costoso que resulta dicho proceso. Todo esto no le interesa para el fin que persigue... Por eso Maroto ha preferido insistir en su argumento, añadiendo que "los niños están llegando, se regule o no" la gestación subrogada. También el asesinato, el robo, la violencia, la estafa… existen en nuestro país y no por ello se legalizan. La pregunta es: ¿Cómo puede degenerar más el Partido Popular? Cristina Martín [email protected]