• Según el presidente ruso, "resulta imposible seguir aguantando el actual orden mundial".
  • Por lo que Rusia está preparada para trabajar sobre la base de "un amplio consenso" para mejorar el sistema de Naciones Unidas.
  • "La ONU debe ser consistente con esta transformación natural", afirmó Putin.
  • Propone una coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico, al que compara con los nazis porque propagan el "odio contra la Humanidad".
El presidente ruso Vladimir Putin pronunció ayer un histórico discurso ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, en la primera vez en 10 años que un líder ruso se dirigía a esa Asamblea. Hoy recogen los medios la propuesta de Putin de crear una "amplia coalición internacional" para luchar contra el terrorismo yihadista, similar a la que se creó para luchar contra Hitler, para "unir una amplia variedad de fuerzas dispuestas a resistir con resolución" a quienes, como los nazis, propagaron el "odio contra la Humanidad". "Los países musulmanes tienen que jugar un papel esencial en la coalición, más aún porque el Estado Islámico (EI) no sólo representa una amenaza directa contra ellos, sino que además ataca a una de las mayores religiones del mundo por sus métodos sangrientos", añadió. También pidió el apoyo de la comunidad internacional para el "Gobierno legítimo" de Siria. Y argumentó en contra de forzar un cambio de régimen en Siria, señalando que intervenciones extranjeras para destituir gobiernos sólo han creado más inestabilidad en el Medio Oriente. "Muy lejos de aprender de errores de otros, continuamos cometiéndolos. Debería ser suficiente mirar al Medio Oriente y al norte de África, en lugar de llevar una reforma, la intervención extranjera ha resultado en violencia, pobreza y desastre social". En concreto, ha señalado --aunque sin mencionar directamente a nadie-- "la injerencia agresiva que ha destrozado Oriente Próximo" y la "exportación" de "las llamadas revoluciones democráticas en la región", en alusión a la Primavera Árabe. En un paso más, ha achacado la aparición de Estado Islámico al vacío de poder provocado por "actores extranjeros" en la región, por lo que ha considerado "hipócritas" las "duras declaraciones sobre la lucha contra el terrorismo" de los países que "usan a los extremistas para lograr sus objetivos". Afirmó que el gobierno ruso, y la coalición en la región que ahora forma con Irán e Irak, creen que "es un error enorme no cooperar con el gobierno sirio y sus fuerzas armadas que están luchando valientemente contra el terrorismo. Nadie, salvo las fuerzas de Assad y las milicias kurdas está realmente peleando contra EI y otros grupos terroristas en Siria". Y propuso incluir a Al Assad en una nueva coalición internacional para combatir el terrorismo en Siria, en la que también participarían los países árabes porque "son clave" para que tenga éxito. Con todo ello, --ha argumentado-- "resulta imposible seguir aguantando el actual orden mundial, adelantando que Rusia está preparada para trabajar sobre la base de un amplio consenso" para mejorar el sistema de Naciones Unidas. "Claro, el mundo está cambiando. La ONU debe ser consistente con esta transformación natural y Rusia está lista", afirmó el líder ruso. Putin ha aludido igualmente al conflicto en el este de Ucrania entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas prorrusos, insistiendo en la versión de que "el golpe armado" contra el Gobierno de Viktor Yanukovich "estuvo orquestado desde el exterior", recogió Estrella Digital. El líder ruso ha aprovechado asimismo para criticar las sanciones internacionales contra Rusia, sosteniendo que "sirven de instrumento para eliminar la competencia en el mercado". "La integridad territorial de Ucrania no puede asegurarse mediante el uso de la fuerza, lo que se necesita es una consideración original de los intereses y los derechos del pueblo de la región de Donbás. Debemos coordinarnos con ellos y respetar su decisión", ha urgido. Andrés Velázquez [email protected]