• Se diría que no piensa volver nunca,  porque las garantías son las del Estado español, al que acusa de represión y violencia y de haber suprimido la separación de poderes.
  • "No vamos a escapar a la acción de la Justicia", dice. Pero añade, acto seguido, que, si se les garantizase un juicio justo, él y sus exconsellers volverían a España. Si no...
  • La clave de su intervención es la supuesta "represión y violencia" del Estado español contra él y Cataluña. Y si cuela, cuela.
  • "Vamos a respetar el resultado de las elecciones del 21 de diciembre, como siempre lo hemos hecho., ¿va a respetarlos el Gobierno español, el del artículo 155?", ha preguntado.
  • Y trata de 'europeizar' Cataluña como es un 'problema europeo'.
  • No lo duden Puchi continúa en su realidad virtual.
Rueda de prensa desde Bruselas del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a donde ha huido tras la querella de la Fiscalía general contra él y su Govern por sedición, rebelión y malversación. Una tónica general de sus palabras ha sido acusar al Estado español de violencia y represión. "El caos comenzó el 1 de octubre con la violencia de España". Dice que todo lo ocurrido les obligó a adoptar el plan de trabajo de forma que priorizaron "evitar la violencia porque la paz y el diálogo siempre han sido una prioridad de la población catalana y del gobierno catalán". "Con esa perspectiva, como Gobierno hemos adoptado una serie de decisiones para respetar la paz, el diálogo y la pluralidad, que siempre han sido los ejes de la acción del Gobierno catalán". "Todas las decisiones son coherentes con los valores de la paz". "Este Gobierno ha preferido garantizar que no habrá enfrentamientos, que no habrá violencia. No se puede construir la república de todos desde la violencia. (...) No se nos puede arrastrar a un escenario en el que el proyecto soberanista ha rechazado". "Si el Gobierno español quiere utilizar la violencia como base de su acción, no va a arrastrar al Gobierno de Cataluña". "No hemos obligado a los funcionarios a tomar partido como colectivo". Si esta actitud tiene como precio retrasar la República lo asumiremos, ha añadido. "La República catalana será un Estado diferente, no vamos a repetir actuaciones que hemos criticado del Gobierno español". Puigdemont habla ahora de las querellas de la fiscalía: "No se sustentan jurídicamente". Puidemont dice que la querella es un ejemplo de la máxima beligerancia del Gobierno español. "Una querella que persigue una idea y no un delito. Pide 30 años para cada uno de nosotros". Puigdemont dice que el Gobierno catalán se ha desplazado a Bruselas para poner de manifiesto el problema catalán en el corazón de Europa y para denunciar la parcialidad de la justicia. El expresidente catalán asegura que quieren priorizar sus actuaciones en cuatro ejes: 1. "Una parte del Gobierno nos hemos desplazado al corazón de Europa para denunciar la actuación del Gobierno español y su politización y para evidenciar ante todo el mundo el grave déficit democrático que se da ahora mismo en el Estado español". Segunda decisión. "En la otra parte del Gobierno, encabezada por el vicepresidente, seguirán en Cataluña como miembros legítimos del Gobierno de Cataluña. Nunca hemos abandonado al gobierno. Es más, vamos a seguir trabajando, en virtud de nuestra estrategia de no confrontación. Vamos a seguir defendiendo que la querella es una herramienta del Estado. No vamos a escapar a la acción de la justicia, vamos a enfrentarnos a ella políticamente". Tercera decisión. Apoyan a los sindicatos y les piden que hagan todo lo posible para evitar la demolición del sistema catalán. Finalmente, dice que no les dan miedo los retos democráticos, en referencia a las elecciones del próximo 21 de diciembre. "Las elecciones del 21 de diciembre son un reto que vamos a aceptar". Vamos a respetar los resultados de las elecciones del 21 de diciembre, como siempre se ha hecho. Quiero hacer una pregunta al Gobierno español: ¿Va a hacer lo mismo?, pregunta. "Quiero un compromiso claro por parte del Estado. ¿Va a respetar los resultados o no?". Puigdemont pide a la comunidad internacional que reaccione. Dice que el pueblo catalán se está basando en valores de Europa. "Pido al pueblo de Cataluña que se prepare para un camino largo", añade. "No van a conseguir que abandonemos nuestro proyecto político", dice Puigdemont, que ha pedido un reconocimiento para cada uno de los consejeros del Gobierno, que "tienen muy presentes a su familia", sobre todo por el "esfuerzo personal" que están haciendo. "Es en el territorio de la democracia donde siempre hemos ganado, cuanto nos hemos podido enfrentar democráticamente siempre hemos ganado", añade Puigdemont. "Siempre que haya urnas, ahí nos encontrarán", termina. "No es una cuestión de política, estoy aquí para actuar con libertad y con seguridad", añade. Le preguntan en qué condiciones volvería a Cataluña. Contesta que está "buscando garantías, que, de momento, no se dan". Puigdemont explica que en el fiscal español no tiene un deseo de justicia, sino un deseo de venganza. "No hemos descartado esa posibilidad de vuelta. Insisto: no queremos eludir nuestra responsabilidad ante la Justicia, pero evidentemente queremos las garantías jurídicas en el marco de la Unión Europea, somos ciudadanos europeos". "No voy a enfrentar a mis ciudadanos a una ola de violencia, esa no es mi opción", dice Puigdemont. "Queremos seguir trabajando como gobierno", añade. A la pregunta de cuánto tiempo se va a quedar en Bruselas contesta que "depende", de que le presten las garantías de "un proceso justo, con separación de poderes". "Volveríamos de forma inmediata", asegura. Puigdemont insiste en que el conflicto catalán es un problema europeo. "El Gobierno español han decidido de forma ilegítima despojarnos de nuestra responsabilidad", explica para quejarse porque le han quitado "toda la protección" policial que antes tenían. "En mi caso la han reducido". "Desde el momento en que la Policía española ha sustituido a la catalana, hemos perdido todo tipo de protección. Incluso, yo mismo, que la mantengo, la he visto reducir muchísimo", ha dicho el expresident. "Todo lo que haremos será por las decisiones que tomamos el viernes (día en el que votaron la declaración unilateral de independencia en el Parlament catalán)". "Nosotros somos ciudadanos europeos y tenemos libertad de movimientos, como todos los europeos, y hemos venido aquí de forma legal, normalmente", ha destacado Puigdemont, quien afirma que está en contacto "permanente" con la parte de su Gobierno que está en Cataluña. Andrés Velázquez [email protected]