• El presidente de la Generalitat pide una mediación internacional con el Gobierno de Mariano Rajoy.
  • Y añade que "es evidente que la Unión Europea debe apadrinar" este proceso.
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (en la imagen), ha comparecido en el Palau y ha insistido, en el día después del referéndum del 1-O, en que esta consulta es "vinculante" y "hay que aplicarla", recoge RTVE. Ha exigido, además, la retirada de todos los efectivos de Policía Nacional y de la Guardia Civil desplazadas a Cataluña y anunciar la creación de una comisión para investigar las intervenciones policiales en una jornada que ha definido de "violencia gratuita". Tras una reunión extraordinaria del Govern, convocada tras los hechos ocurridos este domingo en Cataluña, el presidente catalán ha pedido establecer una "mediación internacional" con el Gobierno de Mariano Rajoy para abordar el conflicto catalán y ha lamentado que el Gobierno del PP no entienda que "es un problema político y no policial". En este sentido, ha señalado que esta mediación internacional podría venir de distintos ámbitos especializados en la resolución de conflictos, aunque "es evidente que la Unión Europea debe apadrinar" este proceso, porque tiene que "dejar de mirar hacia otro lado" ante las "violaciones" de la carta europea de derechos fundamentales. Andrés Velázquez [email protected]