• Puigdemont, de vacaciones en Dinamarca, sigue en su mundo virtual: "La mejor señal de restauración democrática es que yo pueda ser presidente".
  • El expresidente pide al Gobierno español "poder volver sin riesgo" ni "miedos" ni "amenazas" para afrontar la investidura, ignorando que está acusado de graves delitos.
  • El grupo parlamentario de Junts per Catalunya (JxCat) retira la petición de voto delegado de Puigdemont para la investidura.
  • Con esta maniobra, Puigdemont quiere evitar que el Gobierno y los partidos de la oposición en el Parlament puedan impugnar, antes de celebrarse, el pleno de investidura.
  • Zoido asegura que el fugitivo no entrará en España "oculto en un maletero, en helicóptero o por barco".
  • La Fiscalía ha pedido mantener en prisión al exconseller de Interior Joaquim Forn y al líder independentista Jordi Sànchez, ambos diputados del Parlament.
En Dinamarca, el candidato de Junts per Catalunya (JxCat) a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha vuelto a hacer la víctima sobre su situación de huido de la justicia española: "Mi desplazamiento a Dinamarca se hace en el ejercicio de la libertad de movimientos que permite el marco europeo". "Se convocaron elecciones para saber qué mensaje daban los catalanes. Y el mensaje ha sido claro". "La mejor señal de restauración democrática es que yo pueda ser presidente". "No puede existir democracia sin leyes, y no puede haber democracia sin participación. Es un equilibrio permanente". Y ha pedido al Gobierno español "poder volver sin riesgo" ni "miedos" ni "amenazas" para afrontar esa sesión parlamentaria. Puigdemont ha dicho que él lo que querría es volver a Cataluña para abrir un debate en el Parlament y presentarse a la investidura, algo que por ahora no puede hacer porque sería detenido. Claro, porque está acusado de cometer delitos, algo que parece ignorar el expresident. Así que sigue en su mundo virtual. Precisamente, el grupo parlamentario de Junts per Catalunya (JxCat), ha registrado este martes un escrito en el Parlament según el cual retira la petición de voto delegado de Puigdemont para la investidura. Eso sí: se mantiene la petición de delegación a la cámara catalana de los otros cuatro diputados en Bruselas, informa La Vanguardia. La Mesa ha analizado este martes la posibilidad de que los cuatro exconsellers que están en Bruselas desde hace más de dos meses puedan votar delegando su voto en otro diputado de su grupo, pero no ha alcanzado ningún acuerdo al respecto y traslada esta decisión a la próxima reunión de este jueves. Con este giro, Puigdemont pretende dejar abiertos todos los escenarios, incluso el de intentar una investidura presencial, pero Junts per Catalunya puede volver a registrar la solicitud de voto a distancia en cualquier momento, añade El Mundo. Es decir, quiere evitar que el Gobierno y los partidos de la oposición en el Parlament puedan impugnar, antes de celebrarse, el pleno de investidura cuyo único candidato y propuesta oficial es la suya, según ABC. Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha subrayado en Antena 3 que las fuerzas de seguridad están trabajando intensamente para evitar que el expresident Carles Puigdemont acuda al Parlament para ser investido, por lo que hay previsto un dispositivo para impedir que acceda "oculto en un maletero, el helicóptero o por barco". Zoido ha dejado claro que expertos de la Policía Nacional y la Guardia Civil están trabajando de forma "muy intensa" para que Puigdemont no aparezca en el Parlamento catalán el día de la investidura después de ser proclamado candidato a ser investido presidente. Por otro lado, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el voto delegado de una persona huida de la justicia como el expresidente catalán es imposible y le ha pedido que "deje de dar espectáculos", recoge RTVE. "Sólo sé una cosa, ese voto delegado de una persona que, voluntariamente, se ha sustraído de la acción de la justicia y estar fuera de España era imposible. Es como si yo pretendiera ejercer de diputada o de vicepresidenta desde el Caribe", ha respondido. Asimismo, la Fiscalía ha pedido mantener en prisión al exconseller de Interior Joaquim Forn y al líder independentista Jordi Sànchez, ambos diputados del Parlament, en un informe que ha presentado hoy al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que deberá ahora decidir sobre la petición de excarcelación de ambos. José Ángel Gutiérrez [email protected]