• Bermúdez de Castro (PP) ha retado al PSOE y a los grupos de izquierda a intentar convencerles a ellos de que la prisión permanente debe derogarse: «No me contesten solo a mí, miren a la tribuna y convénzales a ellos».
  • Se trata de "una pena avalada por el derecho comparado y por el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos, similar a la que existe en la mayoría de los países europeos, revisable a partir de los 25 años de prisión y por tanto compatible con la reinserción», ha defendido Bermúdez de Castro.

El PSOE ha permitido este jueves que la derogación de la prisión permanente revisable siga su tramitación en el Congreso al votar en contra de las dos enmiendas de totalidad presentadas por el PP y Ciudadanos para conservar la vigencia de la pena, al menos hasta que el Tribunal Constitucional dictamine sobre su constitucionalidad. La votación se ha saldado con 166 votos a favor de las enmiendas de totalidad frente a 176 en contra y 1 abstención, informa ABC. Previamente y sin éxito, tanto el PP como Ciudadanos han subido a la tribuna de oradores para intentar hacer recapacitar al PSOE y rogarle que se abstenga en la votación. De haberlo hecho, la derogación de esta pena quedaría paralizada. Eso es lo que propone la formación naranja junto al cumplimiento íntegro de las penas y un endurecimiento del tercer grado. El PP apostaba, en cambio, por descartar la derogación y ampliar hasta trece los supuestos de aplicación de esta ley. Sentadas en la tribuna han estado las familias de las víctimas asesinadas en las circunstancias más atroces en los últimos años, como el padre de Diana Quer (Juan Carlos) o el de Mari Luz Cortés (Juan José). El secretario general del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, ha retado al PSOE a intentar convencerles a ellas de que la prisión permanente debe derogarse: «No me contesten solo a mí, miren a la tribuna y convénzales a ellos» «Venimos a pedirles que no deroguen la prisión permanente revisable y en esta causa no estamos solos porque es una causa que comparte la inmensa mayoría de la sociedad española. Una pena excepcional, de excepcionalidad gravedad, para los delitos mas atroces que merecen el mayor reproche penal. Una pena avalada por el derecho comparado y por el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos, similar a la que existe en la mayoría de los países europeos, revisable a partir de los 25 años de prisión y por tanto compatible con la reinserción», ha defendido Bermúdez de Castro. Desde Ciudadanos, su portavoz Juan Carlos Girauta, lanzó un mensaje directo a los socialistas: «Con todo el respeto ruego al PSOE que se abstengan, les quería pedir con todo el respeto que recapacitaran y se abstuvieran hasta que el TC tome una decisión». Andrés Velázquez [email protected]