• El gobierno francés reconoce que se inspiró en la reforma laboral del PP.
  • Las principales similitudes con España están relacionadas con el despido por causa económica: en Francia, 12 meses de pérdidas frente a los 9 meses de España.
  • Salarios: la reforma francesa abre la puerta a los cambios sustanciales de las condiciones laborales; la reforma de Rajoy abrió la puerta a una reducción salarial generalizada.
  • También se rebajan los topes de indemnización en ambos países.
El Partido Socialista Francés, del primer ministro Manuel Valls y del presidente François Hollande, impulsan una reforma laboral que reconocen está  inspirada en la reforma laboral española del Partido Popular. Se le conoce como la Ley El Khomri, en referencia a la ministra de trabajo francesa y fue impulsada también por el ministro de Economía Emmanuel Macron, recoge La Información. La Información ha desgranado ambos proyectos para analizar el alcance de esta comparación repetida estos días en los medios españoles y franceses: "La dura reforma laboral del Gobierno francés, inspirada en la española". Las principales similitudes con España están relacionadas con el despido por causa económica: en Francia, hacen falta 12 meses de pérdidas frente a los nueve meses de España. En cuanto a los salarios, la reforma francesa abre la puerta a los cambios sustanciales de las condiciones laborales. Es uno de los aspectos de la reforma laboral francesa que provoca mayor indignación sindical. Según el proyecto de ley, la empresa podría modificar un contrato de trabajo con el acuerdo del trabajador pero sin cambiar su remuneración. Estas disposiciones ponen en peligro el Salario Mínimo Francés (1.466,62 euros), uno de los más elevados de Europa. En España, el salario mínimo interprofesional es de 756,70 euros. No obstante, hay que relativizar estas cifras ya que el coste de la vida no es el mismo en todos los países de la Unión Europea. No obstante, la reforma de Rajoy abrió la puerta a una reducción salarial generalizada. En función de ello, "la dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se consideraran tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa". También se rebajan los topes de indemnización en ambos países: el proyecto de reforma laboral francés prevé unas limitaciones para las indemnizaciones en caso de despido improcedente que no existían hasta la fecha. Esta indemnización quedaría limitada a 15 meses meses de salario en lugar de entre 24 y 27 para empleados con más de 20 años de antigüedad. Además, los acuerdos entre el comité sindical y los propietarios en cada empresa estarán por encima de los acuerdos sectoriales, lo que resta fuerza a las organizaciones de trabajadores. En España se aprobó la reducción de la indemnización por despido improcedente para los contratos indefinidos de 45 a 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades (hasta ahora eran 42). Características propias de la reforma laboral francesa: Mantiene su jornada laboral de 35 horas, pero abre la mano a ampliarla. En España la jornada laboral es de 40 horas. Descanso obligatorio de 11 horas entre dos jornadas laborales: En Francia, actualmente es obligatorio respetar un periodo de descanso de 11 horas consecutivas entre dos jornadas laborales, además de un mínimo de 35 horas consecutivas de descanso semanal. El proyecto de ley que prepara el Ministerio de Trabajo autorizaría a directivos y empleados a fraccionar la jornada laboral. En España, la duración de la jornada de trabajo depende de la negociación colectiva y en los contratos de trabajo, aunque con carácter general "entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente mediarán, como mínimo, doce horas". Además, el descanso mínimo semanal "comprenderá, como regla general, la tarde del sábado o, en su caso, la mañana del lunes y el día completo del domingo". Retribución para las horas extraordinarias a la baja, aunque con un plus mínimo del 10%: El proyecto de ley no modificará ni el mínimo del plus del 10%, ni las retribuciones mínimas establecidas con carácter general. No obstante, abre la puerta para que las empresas establezcan su propia retribución de las horas extraordinarias sin tener el cuenta el convenio colectivo. Aún así, tienen el 10 por ciento asegurado por ley. En Francia, lo máximo de horas extraordinarias son 220 anuales. En España, al igual que la mayoría de los Estados de la UE, el pago de un suplemento a las horas extraordinarias depende de la negociación con los agentes sociales. En España lo máximo de horas extraordinarias son 80 anuales. Contrato: Esta primera movilización en Francia la están protagonizando los jóvenes que están indignados con el Contrato de Primer Empleo (CPE), una contrato específico para los jóvenes menores de 26 años, con un periodo de prueba de dos años, frente a los ochos meses de máximo del contrato convencional. Los jóvenes salen a la calles porque con este contrato pueden ser despedidos en cualquier momento y sin indemnización. Andrés Velázquez [email protected]