• Y sale, muy a su pesar, Borja Prado de Eulate. Ya sólo le queda influir vía Expansión.
  • Mediaset quiere tener un periódico (El País) y una radio (la SER): como tele ha tocado techo.
  • Y para PRISA podría ser la tabla de salvación que siempre buscó.
  • Por cierto, todavía no se ha aclarado el culebrón Cebrián: ¿En calidad de qué quiere controlar el ideario del grupo, como desea doña Soraya Sáenz de Santamaría?
  • Sorprende la entrada de la exministra de Zapatero, Cristina Garmendia, coleccionista de consejos.
Los cambios en el Consejo de Administración de Mediaset España, anunciados este viernes, tienen un trasfondo mucho más profundo que el mero cambio de personas. Estamos hablando de que PRISA quiere fusionarse con Mediaset y el primer movimiento ha sido la entrada de Javier Diez de Polanco -'Polanquín'- (en la imagen) en el Consejo de Mediaset. Efectivamente, el que fuera director general de PRISA (1988-1999), consejero delegado de Sogecable (1999-2009) y consejero de PRISA (1996-2010), se incorpora ahora a la empresa que dirige Paolo Vasile con un objetivo en el horizonte: la fusión PRISA-Mediaset. La operación tiene todo el sentido industrial del mundo. Como televisión, Telecinco ha tocado techo. Por eso, ahora, Mediaset quiere tener un periódico (El País) y una radio (la SER). Desde el punto de vista de PRISA, la operación podría ser la tabla de salvación que lleva buscando desde hace años. En cualquier caso, no se hagan ilusiones: no estamos hablando de algo que se vaya a producir en los próximos días. Es más, podría no suceder nunca, si las partes no llegan a un acuerdo. Por cierto, todavía no se ha aclarado el culebrón Cebrián. Concretamente, ¿en calidad de qué quiere controlar el ideario del grupo, tal y como desea doña Soraya Sáenz de Santamaría? ¿Como presidente de qué Fundación? La cosa sigue en el aire. Más cambios en el Consejo de Mediaset y alguno con enjundia. Por ejemplo, la salida de Borja Prado de Eulate. El presidente de Endesa, que tiene un pie fuera de la eléctrica, no está en su mejor momento. Al final, a pesar de su resistencia, ha tenido que abandonar Mediaset y ya sólo le queda influir vía Unedisa, editora de Expansión, aunque el desembarco del italiano Urbano Cairo no le ha venido nada bien. Junto a Prado salen Ángel Durández Adeva y José Ramón Álvarez-Rendueles. Además de la incorporación de 'Polanquín', entra en Mediaset Consuelo Crespo Bofill, presidenta de UNICEF España. Asimismo, llama la atención el nombramiento de Cristina Garmendia. La exministra con Zapatero es una auténtica coleccionista de consejos de administración. Por cierto, el de Telefónica no lo consiguió. Pablo Ferrer [email protected]