• Se trata del quinto recorte interanual más pronunciado desde que estalló la crisis.
  • Mientras, el paro desciende cada mes, pero las personas que se incorporan al mercado de trabajo están peor pagadas que antes.
  • Las industrias extractivas son las que tienen en coste por hora trabajada más bajo, pues cae un 4%. En el lado opuesto está suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado ( 3,5%).
  • España es uno de los países europeos con un salario mínimo y medio de los más bajos. Además, patronal y sindicatos siguen sin cerrar la negociación colectiva.

Como saben, el mercado laboral en España tiene un delicado estado de salud, sobre todo, por las consecuencias de la crisis económica. No sólo tiene que lidiar con una elevada tasa de paro, que va bajando poco a poco, sino también con la precariedad, dado el elevado número de contratos temporales y el nivel de los sueldos.

En relación con todo este panorama, se encuentra el coste por hora trabajada, que no logra recuperarse, sino que ha bajado un 0,8% en el cuarto trimestre de 2014. Así lo reflejan los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado, publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata del quinto recorte interanual más pronunciado desde que estalló la crisis. Se produce tras los incrementos registrados en el tercer ( 0,3%) y en el segundo trimestre ( 3,9%), pero es la mitad del descenso registrado en el primero (-1,6%). Al eliminar los efectos estacionales y de calendario, el coste por hora trabajada repuntó un 0,2% interanual, la mitad que entre julio y septiembre ( 0,4%).

Mientras, el paro desciende cada mes, pero se puede decir lo mismo de la precariedad. De esta manera, las personas que se incorporan de nuevo o por primera vez al mercado de trabajo están peor pagadas que antes. Algo de lo que se están aprovechando muchas empresas, pues a muchos no les importa esa precariedad, si supone abandonar la cola del paro.

Estadística sitúa a las industrias extractivas, como la actividad que más ha recortado su coste por hora trabajada, el cual cayó un 4%. Le siguen las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-3%) e información y comunicaciones (-2,8%). En el lado opuesto, está suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, cuyo coste por hora trabajada aumentó un 3,5%.

En este tema de la precariedad laboral, conviene recordar que España está entre los países con un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y un salario medio de los más bajos. Por ejemplo, ambos son la mitad que los que tienen los alemanes y el sueldo medio es inferior en 3.700 euros al noruego. Además es uno de los que peor pagó la hora trabajada en 2013 (22,68 euros).

Además, las patronales empresariales y los sindicatos aún no han logrado ponerse de acuerdo para cerrar la negociación colectiva. Y según pasan las semanas parece más difícil que sus respectivas posturas se acerquen.

Cristina Martín

[email protected]