• En 22 días, policías nacionales y guardias civiles podrían recortar distancias a los sueldos de mossos y ertzainas.
  • Ahora, su salario base es de 1.575 y 1.511 euros netos al mes, respectivamente.
  • Muy inferiores a los de policía foral (2.200 euros), Mossos d'Esquadra (2.444) y Ertzaintza (2.530).
  • También cobran mucho menos que los policías locales, que reciben entre 1.900 y 2.400 euros, dependiendo del municipio.
Este martes, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha reunido con los cinco sindicatos del Cuerpo de la Policía Nacional y ocho asociaciones de la Guardia Civil para ofrecerles un acuerdo de aumento salarial en los próximos años. Por ahora, no hay cifras encima de la mesa, pero los sindicatos policiales esperan tenerlos en los Consejos extraordinarios que celebrarán ambos Cuerpos el próximo 16 de enero. Es decir, que en 22 días, policías nacionales y guardias civiles podrían empezar a recortar distancias a los sueldos de mossos y ertzainas. Todo ello con el fin de que se alcance la equiparación salarial. Al mismo tiempo, el acuerdo contempla otros dos grandes ejes: material de seguridad y mantenimiento y construcción de nuevas instalaciones policiales. Ahora, el salario base de un Policía Nacional es de 1.575 euros netos al mes y el de un Guardia Civil, de 1.511 euros. Cifras muy inferiores a las que recibe un efectivo de la Policía Foral de Navarra (2.200 euros), de los Mossos d'Esquadra (2.444) y de la Ertzaintza (2.530). Y encima, policías nacionales y guardias civiles también cobran mucho menos que los policías locales -también llamados municipales-, que reciben entre 1.900 y 2.400 euros, dependiendo del municipio. En estos meses, en los que no han faltado las movilizaciones pidiendo la equiparación salarial, se ha hablado de destinar una partida de 1.500 millones para los próximos tres años, con cargo a los Presupuestos. Claro que habrá que esperar para conocer los detalles. Cristina Martín [email protected]