• Israel baja el pistón y retira los detectores de metal en la explanada de las mezquitas.
  • La colocación de los detectores provocó graves y violentas protestas, saldadas con la muerte de cuatro palestinos y tres israelíes, y más de 500 heridos.
  • Esta medida de seguridad fue instaurada por el gobierno israelí como reacción a la muerte de dos policías en ese lugar el pasado 14 de julio.
  • La retirada responde a "la recomendación a todos los cuerpos de seguridad de incorporar medidas de seguridad basadas en tecnologías avanzadas en lugar de los detectores de metales", según el Gobierno israelí.
Israel ha decidido este martes retirar los detectores de metal que había situado a la entrada de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, informa RTVE. La medida responde a "la recomendación de todos los cuerpos de seguridad de incorporar medidas de seguridad basadas en tecnologías avanzadas en lugar de los detectores de metales" para la seguridad de todos los visitantes, según un comunicado emitido tras la reunión del gabinete. Según uno de los asistentes a la reunión, que duró cuatro horas, también se retirarán algunas de las cámaras instaladas en el recinto, informó el diario israelí Haaretz. La colocación de los detectores, después de un ataque el pasado día 14 en el que murieron dos policías en la Explanada, provocó graves protestas y una serie de hechos violentos, saldados con la muerte de cuatro palestinos, y más de 500 heridos. También hubo un atentado en el que un joven palestino acuchilló hasta la muerte a tres miembros de una familia de colonos israelíes. El domingo, el Gobierno israelí se enfrentó a una crisis adicional cuando se prohibió la salida de Jordania de un guardia de seguridad de la Embajada israelí en Amán que, según la versión oficial israelí, mató a un adolescente jordano que intentó apuñalarle con un destornillador. Y Paquistán vuelve a entrar en el escenario del terror: atentado en Lahore, con 26 muertos, tras el de Kabul (el último balance ya hablaba de 35 víctimas mortales). En cualquier caso, parece claro que desde Palestina hasta el Índico, el terrorismo no conoce fronteras... una vez más. Andrés Velázquez [email protected]