• El bufete Navas & Cusí considera que la presidenta de la JUR ha incumplido la normativa comunitaria.
  • Y que los perjudicados tienen derecho a conocer el controvertido informe de Deloitte que justificó la entrega del Popular al Santander por un euro.
  • Mientras tanto, Botín va dando pasos ante la atenta mirada del mercado.
Los afectados del Popular siguen dando pasos y el martes 15 se plantarán en Bruselas para responder a la JUR por su negativa a admitir a trámite el recurso contra la venta del Popular al Santander. Aunque el 'no' de la Junta Única de Resolución no es firme, el bufete Navas & Cusí, que representa a estos afectados, ha decidido tomar la iniciativa al considerar que los argumentos de la JUR son "endebles". Como no podía ser de otra manera, la presidenta de este organismo está en el punto de mira de las reclamaciones. Y es que, según Navas & Cusí, Elke König (en la imagen) "ha incumplido la normativa europea de transparencia" de forma "pública y notoria" porque los afectados "tienen todo el derecho a conocer los informes que justificaron una decisión que hizo que su patrimonio se esfumara de las noche a la mañana", señala en un comunicado. Y entre esos informes está, cómo no, el de Deloitte, que justificó la intervención y posterior venta del Popular al Santander por un euro y que Bruselas, ante las primeras demandas, declaró 'secreto'. Pero donde se cierra una puerta se abre una ventana, en este caso, en forma de Defensor del Pueblo Europeo, instancia a la que recurrirán los afectados en caso de que la JUR no admita a trámite su recurso. Y, según Navas & Cusí, el Defensor del Pueblo es más sensible a la transparencia que la JUR. Mientras tanto, Ana Botín sigue dando pasos ante la atenta mirada del mercado. Uno de los últimos, la venta a Blackstone del 51% de la cartera inmobiliaria del Popular, un acuerdo que la Agencia Moody's ha calificado este lunes de "positivo". Pablo Ferrer [email protected]