• Se le considera próximo al ex consejero del Popular, Antonio del Valle y fue el máximo atacante bajista contra el banco antes de su intervención.
  • Su actividad inversora en España la tienen delegada en… el JP Morgan de Saracho.
  • Ahora van a por el Sabadell y a por Dia, como antes fueron a por Abengoa.
  • Afortunadamente, la CNMV ha prohibido las posiciones cortas en Liberbank.
Mientras 300.000 accionistas del Popular lo perdían todo la noche del 6 al 7 de junio, en la sede central de Marshall Wace, en Londres, festejaban la sorprendente intervención de la entidad: solo ese día, la liquidación del banco les reportó unos 25 millones de euros de beneficio. Ahora van a por el Sabadell, donde sus posiciones alcanzan el 0,81% de la entidad, según los registros de la CNMV. Marshall Wace no es un fondo buitre cualquiera. Fundado en 1997 por Ian Wace y Paul Marshall (en la imagen,de izquierda a derecha), es uno de los bajistas más agresivos del mundo. Además, se lo considera próximo al ex consejero del Popular, Antonio del Valle. De hecho, la CNMV mantiene abierta una investigación para determinar quién estaba detrás de los furibundos ataques bajistas sufridos por el banco y que precedieron al derrumbe de la cotización, previo a su intervención. Ya les adelanto que es muy difícil, por no decir imposible, que las pesquisas tengan éxito. Porque las posiciones bajistas no son delito, pero sí puede serlo el hecho de que sea un consejero el que las utilice contra su propia empresa. Todo presunto, por supuesto. En cualquier caso, llama poderosamente la atención un hecho: Marshall Wace tiene delegada su actividad inversora en España... en JP Morgan. Efectivamente, la anterior casa de Emilio Saracho -era vicepresidente mundial antes de fichar por el Popular- es el brazo ejecutor en nuestro país del fondo buitre británico. Ahora, tras el éxito del Popu y, antes, en Abengoa, va a por el Sabadell y a por Dia, donde ya saca tajada del 2,8% del capital. Y menos mal que la CNMV ha prohibido las posiciones cortas en Liberbank. Pablo Ferrer [email protected]