• Concretamente, el 80% de los 6.000 millones de activos adjudicados.
  • El 20% restante es suelo y obra sin terminar.
  • Y ojo, porque en este tipo de operaciones no hay que descartar la venta directa.
  • Aunque la intención del banco es sacar a bolsa el 100% de la nueva sociedad.
  • Eso sí, todo debe suceder antes del 31 de diciembre.
Mucho se está hablando estos últimos días de los planes que ultima el Popular para aligerar el peso de sus activos improductivos en el balance. Tanto es así, que la entidad se ha visto obligada a remitir este viernes un hecho relevante a la CNMV para aclarar en qué punto se encuentra el proceso. Una de las alternativas que baraja la entidad que preside Ángel Ron es la de crear una sociedad con el fin de sacar a bolsa activos adjudicados por valor de 6.000 millones de euros, es decir, inmuebles, no activos financieros. Y de esos inmuebles, el 80% es obra terminada, lo más apetecible para los inversores. El 20% restante es suelo o producto sin terminar. En cualquier caso, la intención del banco es sacar a bolsa el 100% de las acciones de esta sociedad. Ahora bien, en este tipo de operaciones no hay que descartar la aparición de algún inversor que quiera hacerse con la totalidad de la sociedad antes de su estreno en el parqué. Eso sí, con la OPS el vendedor obtiene más liquidez que con la venta directa. ¿Inconveniente? Salir a bolsa es un proceso más lento y burocrático, que requiere la autorización de los reguladores. Precisamente, uno de los mayores retos que afronta el banco es el tiempo. Debe culminar todo el proceso antes del 31 de diciembre de este año con el fin de desconsolidar esos 6.000 millones de activos de su balance. El Popular cerró 2015 con 34.000 millones de euros en activos adjudicados y créditos morosos a promotores. De esa cantidad, 16.132 millones correspondían a activos adjudicados, de los que 6.685 millones eran suelos, 4.354 inmuebles terminados, 1.436 millones, pisos procedentes de hipotecas, 398 millones eran inmuebles sin terminar y 3.255 millones correspondían a otros activos. Pablo Ferrer [email protected]