• Las antiguas familias del Popular no llegan al 2,5% del capital.
  • UEI ganó casi 700 mil euros hasta junio, frente a las pérdidas de 1,4 millones en 2015.
  • Eso sí, la ausencia de dividendo en 2016 augura un mal año para la sociedad.
El principal accionista del Popular es la Sindicatura de Accionistas, que posee el 9% del banco. La Sindicatura está formada por directivos y empleados (7,3%) y por las familias tradicionales del banco, aglutinadas en Unión Europea de Inversiones (UEI) que poseen el resto de acciones hasta llegar a ese 9%. Eso es lo novedoso: antes de la ampliación de 2.500 millones de euros, -concluida en julio de este año- UEI mantenía alrededor del 2,5% del capital del banco y la Sindicatura, en total, poseía el 9,9% de la entidad. Tras la ampliación, los directivos y empleados han mantenido prácticamente intacta su participación en la entidad (7,3%), pero UEI ha perdido fuerza y se ha quedado con algo menos del 2,5%. Al final, la Sindicatura ha pasado de controlar el 9,9% al 9% del capital. En cualquier caso, la presencia de las familias tradicionales en el Consejo de Administración del Popular sigue intacta: el representante de la Sindicatura en el máximo órgano de gobierno de la entidad continúa siendo Miguel Ángel de Solís, de los Solís de toda la vida. Precisamente, UEI ha publicado este viernes sus resultados del primer semestre. La sociedad de cartera obtuvo unos ingresos financieros de 2,5 millones de euros y registró unos gastos financieros de 1,6 millones. Al final, UEI ganó 695 mil euros hasta junio, frente a las pérdidas de 1,4 millones de un año antes. Eso sí, la ausencia de dividendo en 2016 augura un mal año para la sociedad. Pablo Ferrer [email protected]