• Y naturalmente, König (JUR) y el FROB se frotan las manos: se pegan entre ellos.
  • Antonio del Valle aprovecha la puerta abierta que dejó Sebastián Albella en el Congreso.
  • Aducirá que le engañaron: a él, que es fundador de tres bancos.
  • Y Vicente Tardío, ex consejero del banco y ex presidente de Allianz España, pone en solfa la póliza de seguros de responsabilidad civil para consejeros y directivos.
  • A lo mejor también le engañaron. A él, presidente de la aseguradora alemana y consejero del Popular.
Antonio del Valle (en la imagen) perdió más de 550 millones de euros cuando la Junta Única de Resolución (JUR) intervino el Popular la noche del 6 al 7 de junio de 2017 y se lo entregó al Santander por un euro. Aquello supuso, además, el fin del plan supuestamente trazado por el mexicano para hacerse con el banco a precio de saldo. Ya lo había hecho antes con otras compañías y le había salido bien. Pero con el Popular el resultado ha sido radicalmente distinto. Tanto es así que siete meses después, Del Valle ultima una querella, no contra la JUR y el FROB, sino contra el equipo de Ángel Ron. El mexicano fue quien desató la guerra civil dentro del banco y ahora desata la guerra civil en las reclamaciones. Y es muy engañable, don Antonio: sólo ha fundado tres bancos en su vida. Naturalmente, la presidenta de la JUR, la alemana Elke König, se frota las manos. Y con ella, el FROB que preside Jaime Ponce, brazo ejecutor de la JUR en nuestro país. Las querellas no van contra ellos únicamente. Ahora son consejeros contra consejeros. La cosa marcha. La querella que ultima Del Valle aprovecha la puerta que dejó abierta el presidente de la CNMV, Sebastián Albella, cuando en sede parlamentaria aseguró que iba a investigar si hubo trampa en las cuentas del banco. Unas cuentas que Albella conocía perfectamente porque las tuvo que analizar cuando era el presiente del despacho Linklaters, con vistas a la ampliación de capital de 2.500 millones de euros. En cualquier caso, Del Valle no quiere dejar escapar la oportunidad. Curioso, porque la presentación de la querella supondrá admitir que el equipo de Ángel Ron le engañó, cosa poco probable si tenemos en cuenta que el mexicano es el dueño del Grupo Financiero BX . Su experiencia está probada: es creador de tres bancos, aunque sí es cierto que un descuido lo tiene cualquiera. Otro que se ha fijado en la amenaza de Albella es Vicente Tardío. El ex presidente de Allianz España y ex consejero del Popular ha puesto en solfa la póliza de seguros de responsabilidad civil para consejeros y directivos del banco. Estamos hablando de un desembolso cercano a 80 millones de euros si finalmente se cumplen todas las condiciones de la póliza. Es el reino del cinismo. Del Valle es el dueño del banco BX y Tardío fue consejero del Popular durante diez años. Y ahora alegan que les engañaron sus propios compañeros de Consejo. ¡Menuda la has armado Albella! Otro: mientras su bufete cobraba del Popular todo le pareció bien. Ahora asegura que pudo haber pérdidas no declaradas. Curioso. El origen de la caída del Popular fue la guerra civil desatada por Del Valle contra Ángel Ron. Ahora, tras la intervención, el mexicano se dispone a desatar la segunda guerra civil... en el ámbito judicial. Pablo Ferrer [email protected]