• Será sustituido por José Francisco Mateu Isturiz.
  • En su proceso de saneamiento, Ron necesita el apoyo de todo el Consejo.
  • Acosado como está por el mexicano Antonio del Valle.
  • Necesita, sobre todo, el respaldo de la Sindicatura ante el mayor reto al que se enfrenta: sacar del balance los activos tóxicos.
Miguel Ángel de Solís Martínez-Campos abandona el Consejo del Popular. Así lo ha comunicado la entidad este viernes por la tarde en un hecho relevante remitido a la CNMV. Solís, de 69 años, era el representante físico de la Sindicatura de Accionistas, a la sazón el primer accionista del banco con un 9,6% del capital. Su sustituto será José Francisco Mateu Isturiz, licenciado en Derecho por la Complutense y abogado del Estado. Isturiz ha pasado por varios consejos de administración como, por ejemplo, el de Amper, el de Altadis o el de Repsol. Al margen de otras consideraciones, lo cierto es que Solís se marcha en el momento más inoportuno, justo cuando el presidente de la entidad, Ángel Ron, afronta unos meses decisivos que marcarán el futuro del banco. Y en ese proceso, Ron necesita el apoyo de todo el Consejo. Ahora más que nunca, acosado como está por el mexicano Antonio del Valle. Efectivamente, el reto es enorme: sacar del balance 6.000 millones de euros de activos tóxicos mediante el proyecto Sunrise, al que podría unir la inmobiliaria Aliseda. Y si fuera posible, sacar la nueva sociedad a bolsa. En ello está volcado el presidente y todo el Consejo. No está siendo fácil aunque en el Popular se muestran optimistas. En cualquier caso, el primer escalón es obtener el visto bueno de las autoridades competentes, es decir, de la CNMV, del Banco de España y del BCE. Pablo Ferrer [email protected]