• Es lo que pide en su reclamación a la CNMV el abogado de los pequeños accionistas.
  • Tiembla Ron, tiembla Saracho: el juez seguirá los mismos pasos que en el caso de la OPV de Bankia.
  • Reclama dos peritos al Banco de España para cruzar la documentación que aporte el Popular, la CNMV y el FROB. ¿Serán Sánchez y Busquets?
  • Y además investigará la ampliación de capital de 2.505 millones, la misma en la que propio Consejo invirtió más de 500 millones.
  • También investigará a la auditora Price, la misma que firmó que el Popular multiplicó sus pérdidas hasta los 12.400 millones de euros, justo antes de que el Santander lo comprara por un euro.
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha admitido las tres primeras querellas para investigar a los expresidentes y consejeros del Popular en las etapas de Ángel Ron (hasta febrero) y Emilio Saracho (hasta la entrega de la entidad al Santander por un euro), y a PriceWaterhouseCoopers, auditora del Popular (y también del Santander). El esquema, en cualquier caso -¡ay madre!- es el mismo con el que instruyó la salida a bolsa de Bankia. Esto es, contratará a dos peritos del Banco de España, como hizo con Víctor Sánchez y Antonio Busquets. Andreu, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía Anticorrupción (que pueden ver en este link), abre dos piezas separadas. La primera se centrará en la ampliación de capital de 2016 (2.505 millones) y la segunda en campaña para hacer caer el valor en bolsa, antes de la entrega de la entidad al Santander por un euro. Respecto a la primera pieza, los querellantes entienden que el folleto de la ampliación no reflejaba la situación real del banco. Visto por delitos: falsedad, administración desleal, contra el mercado, falsedades documentales y apropiación indebida. Pero oiga, ¿realmente tiene sentido que el Consejo del banco 'trucara' las cuentas para una ampliación en la que puso, y perdió, 520 millones de euros? No parece. La segunda pieza afecta a la etapa de Saracho y el objetivo es investigar la campaña contra la entidad para hacerla caer en bolsa -mediante posiciones cortas y el uso de información privilegiada- para obtener beneficios. Ese delito está tipificado como manipulación del mercado. Para esclarecer el asunto, Andreu pedirá información al propio banco, a la CNMV y al FROB. En otras palabras, el juez investigará las posiciones bajistas que apuntan a Antonio del Valle, consejero del Popular en las dos etapas. Es lo que pide en su reclamación el abogado de los pequeños accionistas. El juez Andreu abre, también, una tercera línea de investigación. Se trata de la auditora del Popular y también del Santander: Price. Una auditora que aceptó las cuentas del Popular, que perdió 500 millones de euros en 2016 tras provisionar casi 5.000... y que certificó, ya bajo mandato Santander, que ese mismo banco, el Popular, había perdido 12.400 millones de euros durante el primer semestre del ejercicio 2017. Justo lo que necesitaba el Santander para que el Popular le siguiera costando... exactamente un euro. Pablo Ferrer [email protected]