• La multinacional de bebidas y aperitivos invertirá 31 millones de euros en la nueva fábrica de Alcantarilla (Murcia).
  • Así apuesta por una de sus marcas 'premium': incrementará un 50% la producción de gazpachos, sopas frías y cremas vegetales.
  • La nueva planta estará situada a 20 kilómetros de la actual, ubicada en Puente Tocinos y que produce 29 millones de litros al año.
  • En la cúpula de PepsiCo hay españoles que se acuerdan para bien de su país: entre ellos, el 'número dos', Ramón Laguarta.
Parece que PepsiCo sí quiere a España, no como Coca-Cola -ahora en horas bajas-, pues este martes ha anunciado una la creación de una otra planta para aumentar la producción de la marca Alvalle. Algo que contrasta mucho con la actuación de su gran rival, que pasa de la fábrica de Fuenlabrada -antes ejemplo de innovación y producción y hoy defenestrada y convertida en un centro logístico con poco trabajo- e invirtió cuatro veces más que en la planta madrileña (22 millones) en su nueva marca -Royal Bliss-. En concreto, PepsiCo invertirá 31 millones de euros en la nueva fábrica situada en Alcantarilla (Murcia). Así la multinacional de bebidas y apuesta por Alvalle, una de sus marcas 'premium' en nutrición: incrementará un 50% la producción de gazpachos, sopas frías y cremas vegetales y además estará preparada para futuras expansiones de la marca. La nueva planta estará operativa de cara a la campaña de verano de 2019 y a 20 kilómetros de la actual, que se encuentra en Puente Tocinos y produce 29 millones de litros al año, para asegurar el acceso a materias primas frescas de alta calidad, retener el know-how y el compromiso de los empleados. Alvalle es la marca de gazpacho líder en España y en otros países de Europa, pues el 50% de la producción se exporta a Bélgica, Portugal, Reino Unido y Francia. A estos hay que sumar dos más (Alemania y Holanda), donde Alvalle se ha lanzado este verano, por lo que ya se puede encontrar en siete países. "Desde su fundación, Alvalle ha demostrado su firme apuesta por la nutrición, la calidad y la innovación y, en un contexto en el que los consumidores demandan cada vez productos más nutritivos", ha destacado el director general de PepsiCo Suroeste de Europa, el español Narcís Roura. "Estamos convencidos de que la nueva planta ofrecerá a PepsiCo una gran oportunidad para convertir a Alvalle en un embajador global de la dieta mediterránea y la cocina española no solo en Europa Occidental sino también en otros mercados", ha añadido el vicepresidente de Nutrición para PepsiCo Europa Occidental y África Subsahariana, Juan Ignacio Amat (otro español). Y es que en la cúpula de Pepsico hay muchos españoles que se acuerdan para bien de su país (no como Marcos de Quinto en Coca-Cola). Entre ellos, además de Roura y Amat, está el número 2 de Pepsico, Ramón Laguarta, que fue nombrado Ceo de la multinacional hace un mes y a partir del 1 de septiembre dejará su puesto de consejero delegado de la firma en Europa y el África Subsahariana. Cristina Martín [email protected]