• Le apoya Unidos Podemos, pero PP y Ciudadanos quieren mantener el índice de revalorización tal y como está.
  • La razón de los socialistas no es otra que evitar que los pensionistas sigan perdiendo poder adquisitivo.
  • Mientras, el gasto en pensiones continúa sumando récords sin que el Pacto de Toledo encuentre una solución.
  • Y encima, la Mesa de Pensiones con los sindicatos lleva sin reunirse desde marzo.
Parece que en el tema de las pensiones vuelve la guerra entre partidos, pues el PSOE pide en el Congreso que se revaloricen según la inflación. Algo en lo que cuenta con el apoyo de Unidos Podemos, pero PP y Ciudadanos quieren mantener el índice de revalorización tal y como está. La razón de los socialistas no es otra que evitar que los pensionistas sigan perdiendo poder adquisitivo. Y es que el Gobierno, en el plan presupuestario enviado a Bruselas (prórroga del de 2017, ante la falta de un nuevo PGE) recoge una subida del 0,25% para las pensiones, algo que resulta una miseria, pues la inflación roza niveles del 2% (en concreto, del 1,8% en los nueve primeros meses del año). Mientras, el gasto en pensiones continúa sumando récords cada mes: en octubre alcanzó los 8.831,6 millones de euros. Todo ello sucede sin que el Pacto de Toledo sea capaz de encontrar una solución, a pesar de que en sus manos está el gran agujero del déficit. Y encima, la Mesa de Pensiones entre Gobierno y sindicatos no va mucho mejor, pues lleva sin reunirse desde el pasado marzo. Por todo esto, el PSOE reclama que las pensiones suban conforme a la previsión de la inflación, en caso de que esta supere el índice de revalorización previsto. Al mismo tiempo, quiere acabar con reducciones, tarifas planas y exenciones que afecten a la recaudación de la Seguridad Social y apuesta por abonar dichas políticas mediante la fiscalidad general. Cristina Martín [email protected]