• En el último año, han aumentado en 227.000, y beneficia en total 9,3 millones de personas.
  • La partida en agosto, récord, fue de 8.270,5 millones de euros, aunque aumenta un 2,8% más, la tasa baja desde 2002.
Con el gasto y número de las pensiones siempre ocurre lo mismo, que hay dos modos de leer esos datos. Y es que el problema de fondo está en la propia viabilidad del sistema, con una tasa de natalidad agónica y, paralelamente, con una partida inevitablemente creciente porque los españoles, afortunadamente, cada vez viven más años. El es contexto para tener en cuenta el impacto del gasto en esta partida que publica mensualmente el Ministerio de Empleo. Agosto no es una excepción. Tiene una lectura negativa: la Seguridad Social ha destinado una cifra récord de 8.270,5 millones de euros para pagar las pensiones contributivas, un 2,8% más. Y tiene también una lectura positiva: es la tasa crecimiento más baja de la serie histórica, iniciada en 2002. También el número de pensiones, que están ya en 9,3 millones, creció a menor ritmo, el 1% interanual. Empleo ha destacado que la Seguridad Social ha incorporado más de 227.000 pensiones respecto a 2014 y más de un millón respecto a 2011 (1.081.291, en concreto). Dos datos más: en agosto, la pensión media de jubilación alcanzó los 1.023,5 euros (2,2%). Y la pensión media del Sistema, los 888,53 euros ( 1,8%). Esta última incluye las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares). El reparto de los 9,3 millones de pensiones se reparte así: 5.645.223 son por jubilación; 2.350.932 corresponden a viudedad;  933.072 a incapacidad permanente; 339.811 a orfandad y 39.108 a favor de familiares. Andrés Velázquez [email protected]