• Aprueba el incremento por un real decreto, que deberá convalidar el Congreso, donde el PP no tiene mayoría.
  • Este 0,25% sólo supone 2,27 euros mensuales más en la pensión media del sistema. Una cuantía mínima.
  • Los jubilados tendrán 2,63 euros/mes más; incapacitados, 2,33€; viudas, 1,6; familiares, 1,32€ y huérfanos, 0,94€.
  • Pero la subida se queda lejos del IPC, que cierra el año en el 1,5%: los pensionistas pierden poder adquisitivo.
  • Y no alcanza la propuesta de los sindicatos y los principales partidos de la oposición: un aumento del 1,2%.
  • Mientras, el SMI sigue a la cola de Europa, a pesar del alza del 8% que le sitúa en 707,7 euros brutos al mes en 14 pagas o 825,6 en 12.
En pensiones, no ha habido sorpresas de última hora. El Gobierno ha aprobado un incremento del 0,25% para 2017, tal y como avanzó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, la semana pasada. Pero conviene subrayar que de esta forma Rajoy y compañía chantajean al PSOE y se burlan de los jubilados, al señalar que no pueden subirlas más que ese 0,25% porque no hay Presupuestos para el nuevo año (se prorrogarán los de 2016). El último Consejo de Ministros del año ha aprobado el incremento del 0,25% para pensiones contributivas y no contributivas por un real decreto. Pero el trámite no acaba aquí, sino que ahora el real decreto deberá ser convalidado por el Congreso, donde el PP no tiene mayoría y tendrá que negociar. Claro que no se piensen que el 0,25% merece aplausos. En diciembre, la pensión media del sistema que comprende las distintas clases contributivas (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares) se ha situado en 910,24 euros al mes. Por tanto, el incremento aprobado este viernes sólo supone 2,27 euros mensuales más, una cuantía mínima. Por clases de pensiones contributivas, el 0,25% se traduce en 2,63 euros/mes más para los jubilados, que son los más afortunados y también los más numerosos. Le siguen los beneficiarios de la pensión de incapacidad permanente, que recibirán 2,33 euros/mes más; las viudas ( 1,6 €/mes), los receptores de la pensión a favor de familiares ( 1,32 €/mes) y los huérfanos ( 0,94 €/mes). Pero conviene subrayar que la subida aprobada por el Gobierno se queda lejos del IPC, que cierra el año en el 1,5%, por tanto, los pensionistas pierden poder adquisitivo. Y además, el 0,25% también es muy inferior al incremento propuesto por CCOO y UGT, así como por los principales partidos de la oposición (PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC y PDC): el 1,2%. Recuerden que en diciembre de 2013, Rajoy aprobó un nuevo índice de revalorización de las pensiones, que sustituyó al IPC. Desde ese momento, contempla los ingresos y gastos del sistema, la tasa de variación de los ingresos, el número de pensiones y la variación interanual de la pensión media para la actualización anual. Eso sí, hay un suelo, pues las pensiones deberán subir al menos un 0,25%, sean cuales sean las condiciones económicas. Pero también un tope, que equivale a la tasa de inflación más 0,25%, con lo que el de este año sería del 1,75%. Claro que Rajoy se ha quedado en el mínimo. Mientras, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) sigue a la cola de Europa, a pesar del alza del 8% -una cesión ante el PSOE- que le sitúa en 707,7 euros brutos al mes en 14 pagas o 825,6 en 12. Cristina Martín [email protected]