• Tanto él como la portavoz parlamentaria, Margarita Robles, quien propone la reprobación de la vicepresidenta Soraya…
  • Y Podemos no se corta: Sánchez, lanza una moción de censura ya mismo. Para eso hacen falta los nacionalistas catalanes y el PNV: ¿cuándo mejor que ahora, que están crecidos?
  • Y ya saben: el frentepopulismo emergió en febrero de 1936. Cinco meses más tarde estalló la Guerra Civil.
Si alguien deduce que Pedro Sánchez (en la imagen) está manteniendo una actitud de leal oposición al Gobierno ante el conflicto catalán es que, como dicen en Aragón, "mucho tonto". En la mañana del martes 3, la portavoz parlamentaria se hizo un lío entre la reprobación del vicepresidente y la moción de censura al presidente, allá mismo, en el Congreso y tuvo que ser Irene Montero, la choni más poderosa de España, quien le aclarara la situación: sí, Margarita, claro que apoyaremos a la reprobación a la vice pero con eso no llegamos a la Moncloa, campeona. Lo que necesitamos es una moción de censura. Así que Pedro Sánchez tensa la cuerda con el PP para lanzar su Frente Popular. Tanto él, como Margarita Robles, han adoptado la equidistancia: estár muy al lado Puigdemont pero las cargas policiales de Rajoy son inaceptables. Y Podemos no se corta y traduce: Sánchez, lanza una moción de censura ya mismo. Claro que para eso hacen falta los nacionalistas catalanes y el PNV. Pero Podemos responde: ¿cuándo mejor que ahora, que están crecidos? Cuando Hispanidad lo anunció, cuatro meses atrás, nadie se lo creía. Ahora todo el mundo habla del Frente Popular político más insensato que vio el siglo XXI. Un tal Pedro Sánchez. Y ya saben: el frente populismo emergió en febrero de 1936. Cinco meses más tarde estalló la Guerra Civil. Eulogio López [email protected]