• La Dirección General de Seguros se partirá en regulación y supervisión, pero todo seguirá dependiendo del Gobierno.
  • También el Banco de España es independiente pero al gobernador lo nombra el Ejecutivo.
  • En cualquier caso, la inspección de las aseguradoras la seguirán haciendo los mismos inspectores.
  • Eso sí, con el marchamo de independiente.
  • Es el empeño de Albert Rivera: cambiar el nombre a todo para que todo siga igual.
  • A lo mejor lo que hace falta no es que sea más independiente sino que tenga más recursos.
Por fin, Luis de Guindos ha anunciado este martes en sede parlamentaria, la creación de la Agencia de Seguros Independiente. Resumiendo, se trata de partir la Dirección General de Seguros (DGS), dependiente del Ministerio de Economía, en dos: por un lado, la regulación y, por otro, la supervisión. En teoría, la regulación se quedará en Economía mientras que la supervisión pasará a ser independiente. Ahora bien, no se hagan muchas ilusiones, porque en la práctica, la supervisión de las aseguradoras seguirá dependiendo del Gobierno. El ejemplo más claro es el Banco de España. Sí, es independiente, pero al gobernador lo nombra el Ejecutivo, eso sí, de manera muy independiente. Sea como fuere, la inspección pura y dura la seguirá haciendo el mismo cuerpo de inspectores, eso sí, bajo el marchamo de independiente. Por cierto, una de las primeras medidas que espera el sector es la ampliación de ese cuerpo. No por nada, sino porque Solvencia II va a aportar miles de datos nuevos y va a exigir más procesos, imposibles de cubrir con el número actual de inspectores. Y miren si es una petición del sector, que incluso están dispuestos a financiarla. En cualquier caso, la creación de esta Agencia muestra el empeño de Albert Rivera (en la imagen): cambiar el nombre a todo para que todo siga igual. Y oiga, a lo mejor no hacía falta crear una Agencia más independiente sino dotar de más medios a la actual. Pablo Ferrer [email protected]