• Su tasa de aprobación cae al 38 % y el nivel de reprobación de la gestión del mandatario creció hasta el 58 %.
  • Trump perdió apoyos principalmente en tres grupos de población: los políticamente independientes, los blancos en general y los blancos sin estudios universitarios.
  • Pero su política funciona. A ver si va a resultar que no cae simpático.
Donald Trump vive sus horas más bajas, en lo que a popularidad se refiere, como presidente de EEUU. Y es que su tasa de aprobación cayó cinco puntos en el último mes y se situó en 38 por ciento, la más baja desde que asumió la jefatura de la Casa Blanca en enero pasado, según un sondeo publicado por el diario The Wall Street Journal y la televisora NBC News que recoge La Nación. Paralelamente, el nivel de reprobación de la gestión del mandatario creció a 58 por ciento. Lo paradójico es que esto ocurra mientras el consumo en EEUU crece y el paro baja… En concreto, la tasa de paro cayó al 4,2% en el mes de septiembre desde el 4,4%. Mientras que las ventas minoristas tuvieron un crecimiento de 1,6% en setiembre debido a fuertes ventas de autos, autopartes y combustible, tras los huracanes que se abatieron sobre Estados Unidos. Aunque ocho de cada 10 republicanos aprueba su tarea, Trump perdió apoyos principalmente en tres grupos de población: los políticamente independientes, los blancos en general y los blancos sin estudios universitarios. El presidente recibió las mayores adhesiones por su manejo de los huracanes Harvey e Irma (48 por ciento) y de la economía (42 por ciento), y los rechazos más altos por su actitud ante las protestas de jugadores de fútbol americano durante la ejecución del himno nacional (59 por ciento) y su política de salud (57 por ciento). A la misma altura de sus mandatos, los últimos tres presidentes estadounidenses tenían mayor aprobación popular: Bill Clinton (1993-2001), 47 por ciento; George Walker Bush (2001-09), 88 por ciento, y Barack Obama (2009-17), 51 por ciento, según la serie histórica de la encuesta. Pero su política funciona. A ver si va a resultar que no cae simpático. Andrés Velázquez [email protected]