• El primer ministro británico explicó que vendió todos los activos en enero de 2010, antes de llegar al cargo, y que pagó impuestos por ellos.
  • Mientras, un fiscal argentino pidió que se investigue al presidente Mauricio Macri por ocultar en sus declaraciones patrimoniales las dos sociedades en paraísos fiscales.
  • Sin embargo, Macri confirmó que se presentará de manera voluntaria ante la justicia y dijo estar "muy tranquilo", ya que ha "cumplido con la ley".
Continúa la polémica por los 'papeles de Panamá', una masiva filtración de 11,5 millones de documentos que ha dejado al descubierto la relación de importantes figuras mundiales —desde empresarios a políticos, pasando por deportistas o personas de primer nivel ligadas a la cultura— con el despacho de abogados panameño Mossack Fonseca. Y es que desde mediados de los años setenta, bancos de primera línea internacional como el suizo UBS o el británico HSBC trabajan o han trabajado con este bufete para gestionar los activos offshore (opacos) de sus clientes. El caso ha afectado al primer ministro británico, David Cameron (en la imagen), quien admitió ayer jueves que poseyó acciones por valor de más de 30.000 libras en un fondo de inversión offshore creado por su padre, Ian Cameron. El jefe del Gobierno británico reconoció que fue titular junto con su mujer, Samantha, de 5.000 títulos de Balirmore Investment Trust, registrado en Bahamas, entre 1997 y enero de 2010, cuatro meses antes de tomar posesión como primer ministro. Cameron aseguró que vendió todos los activos en enero de 2010, antes de llegar al cargo, y que estuvieron bajo el control del fisco de Reino Unido, de forma que pagó impuestos por ellos. "Nunca he escondido el hecho de que soy una persona afortunada, con padres ricos, que me proporcionaron una gran educación, que pagaron para que fuera a una universidad increíble. Nunca he pretendido ser lo que no soy", ha subrayado Cameron. "Quiero ser lo más claro posible respecto al pasado, presente y futuro, porque no tengo nada que ocultar, con franqueza. Estoy orgulloso de mi padre, de lo que hizo, del negocio que estableció y de todo lo demás", ha apostillado Cameron. Otro afectado ha sido el presidente argentino Mauricio Macri. Un fiscal argentino pidió ayer que se le investigue por ocultar en sus declaraciones patrimoniales las dos sociedades en paraísos fiscales en las que figura como consejero, destapada por los papeles de Panamá. Sin embargo, Macri confirmó que se presentará de manera voluntaria ante la justicia y dijo estar "muy tranquilo", ya que ha "cumplido con la ley". Andrés Velázquez [email protected]