• Michael Masih intervino mientras algunos musulmanes estaban insultando y golpeando a un grupo de fieles.
  • Él "se atrevió" a desafiar a uno de los hijos de un rico terrateniente musulmán local.
  • Para castigar a Masih, los atacantes golpearon a su padre paralítico y le esperaron días después para pegarle un tiro.
Michael Masih, un cristiano de 32 años y padre de dos hijos, fue herido de bala por atreverse a defender a su comunidad cristiana, atacada por los hijos de un rico terrateniente musulmán. El hombre intervino para bloquear el ataque de un grupo de 35 musulmanes a los cristianos de Paulabad (cerca de Faisalabad, en el Punjab). Tras el incidente, los policías amenazaron con poner a los musulmanes tras las rejas, si no pedían perdón a los heridos. Los musulmanes han acordado pedir perdón y han firmado un acuerdo de "fachada" con los cristianos. Pero luego regresaron sobre sus pasos y han decidido dar una lección ejemplar a Michael, golpeándolo a la salida del trabajo. El cristiano contó a AsiaNews la historia, en un momento en que no se puede llamar la atención pública sobre la violencia de los musulmanes violentos. De esta manera, espera encontrar la fuerza para escapar de su pueblo y buscar empleo en otro lugar, siempre que pueda mantener a sus familias y vivir en paz. Nawazish Dogar, de 30 años, y Chhada dogar, 26, hijos de Mustafa Dogar, un propietario de tierras de religión islámica involucrado en el tráfico de drogas (cocaína y heroína) a Paulabad, en la ciudad de Faisalabad, por lo general se burlan de la comunidad cristiana por su fe. A menudo visitan a los cristianos en el Paulabad y utilizan contra ellos un lenguaje ofensivo y palabras de insulto como "Choorah" (término despectivo para describir a los cristianos que pertenecen a las clases más pobres). La mayoría de los cristianos de la zona, pobres y comprometidos en el trabajo diario como mano de obra, le temen a los dos muchachos y nunca se habían atrevido a desafiarlos. Por miedo a las consecuencias, nunca habían denunciado a la policía el mal comportamiento de los hermanos Dogar o su tráfico ilícito de drogas en la zona. El 14 de febrero (domingo) los fieles estaban regresando a casa después de asistir a la misa dominical en la iglesia católica de Paulabad, cuando vieron esperándolos fuera de la iglesia a Chhada Dogar y otros 35 de sus criminales amigos. Han comenzado a acosar a los cristianos y gritarles "Choorah" molestando incluso a las mujeres y las niñas. En ese momento intervino Michael Masih, prohibiendo a Dogar proseguir el acoso. A partir de ahí los dos comenzaron a intercambiar insultos y se creó una pelea. Algunos jóvenes cristianos han tratado de sofocar la revuelta, pero los 35 amigos de Chhada Dogar les han gritado a ellos y los han tratado mal. Finalizado el incidente, algunos amigos musulmanes de Michael acudieron al lugar y lograron detener los ataques, aunque los cristianos resultaron gravemente heridos. Chhada Dogar y sus amigos corrieron a la casa de Michael y atacaron a su padre paralizado, inmóvil en su cama. A continuación, la turba de musulmanes han amenazado a la comunidad cristiana con graves consecuencias y prender fuego a toda la zona cristiana, como ha ocurrido en Gojra. Como consecuencia, Michael Masih recibió un disparo poco después, cuando fueron a buscarle los musulmanes. "A causa de la bala, no puedo correr y esto me impide trabajar. Empecé a servir en la iglesia y estar aún más de cerca de mi fe católica. Todavía tengo un buen físico, por esto algunos musulmanes (los Dogar) tienen celos de mí. Me han golpeado varias veces antes de este incidente, pero siempre evitado [demandarlos]. Pero esta vez, cuando insultaron a los cristianos por su fe, no podía detenerme y he peleado con ellos. Aunque ahora la situación ha llegado a un acuerdo, todavía vivo en el miedo. No quiero vivir en este lugar, mi familia no está segura en Paulabad, voy a ir a donde pueda encontrar un nuevo trabajo". José Ángel Gutiérrez [email protected]