• Ante el "riesgo de reiteración delictiva" y, según fuentes presentes en la declaración, mañana concretará el plazo de pago.
  • La dirigente de ERC declaró que conocía la hoja de ruta secesionista y que en marzo de 2015 la suscribió: "Firmé en representación de ERC".
  • Además, trató de acudir a todas las reuniones a las que fue convocada por el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont en relación con el denominado 'procés'.
  • Rovira también se ha apuntado a que la declaración de independencia fue una manifestación política sin efectos jurídicos, aunque esa coartada la desbarató Mireia Boya (CUP) la semana pasada.
  • Y que propuso suspender el referéndum ilegal del 1 de octubre a las 13:00 horas, tras los incidentes registrados.
  • Y Marta Pascal se ha mostrado contraria a la declaración unilateral de independencia de Cataluña y ha asegurado que era partidaria de convocar elecciones.
La dirigente de ERC Marta Rovira y la del PDeCat Marta Pascal comparecen este lunes como investigadas ante el juez del caso abierto en el Supremo por el procés hacia la independencia en Cataluña, Pablo Llarena. Llarena inició el pasado día 14 una nueva fase de declaraciones con la citación de la exdiputada de la CUP Mireia Boya, quien salió en libertad sin medidas cautelares después de asegurar que la declaración unilateral de independencia (DUI) no era "cosmética", como habían dicho otros imputados. En su declaración, Rovira (en la imagen) ha explicado que intentó acudir a todas las reuniones a las que le convocó Carles Puigdemont, que conocía la hoja de ruta y que en marzo de 2015 la suscribió en nombre de su formación. "Firmé en representación de ERC". Recordemos que la hoja de ruta preveía una declaración de secesión en 18 meses si las fuerzas soberanistas lograban la mayoría en el Parlament catalán, tal y como ocurrió luego. Rovira también ha manifestado en el Supremo que la declaración de independencia fue una declaración o manifestación política sin efectos jurídicos para iniciar un periodo electoral posterior. Aunque esta coartada la desbarató en su declaración ante el Supremo Mireia Boya (CUP) la semana pasada. La diputada ha explicado al juez que el 1-O se convocó una reunión a las 13:00 horas, con Puigdemont, y miembros de los partidos independentistas y algún conseller. En aquel encuentro, ella propuso suspender las votaciones ante la violencia vivida pero el entonces presidente de la Generalitat se opuso porque había mucha gente a la espera de votar. Según ha relatado, ella fue la única que propuso la suspensión del referéndum, revela La vanguardia. Aunque, según fuentes presentes en la declaración ha demostrado tener una especie de "amnesia selectiva" sobre su papel en las diferentes reuniones que se celebraron en relación con este proceso. Diferentes documentos e intervenciones telefónicas -investigados por la Guardia Civil- que obran en el procedimiento la sitúan como pieza clave en la organización del referéndum ilegal, en la posterior declaración unilateral de independencia y en otros actos investigados por ser presunta rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. Al final, el juez Llarena ha dejado a Rovira en libertad bajo fianza de 60.000 euros ante el "riesgo de reiteración delictiva" y, según fuentes presentes en la declaración, mañana concretará el plazo de pago, según El País. La ANC ya ha anunciado que asumirá el pago de la fianza. Por su parte, la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, se ha mostrado contraria a la declaración unilateral de independencia de Cataluña y ha asegurado que era partidaria de convocar elecciones. En este mismo sentido, Pascal ha asegurado que no compartía la decisión del entonces president de la Generalitat, Carles Puigdemont, de declarar la independencia de Cataluña el pasado 27 de octubre y, en su defensa, ha defendido que siempre apostó por la legalidad y la Constitución. Andrés Velázquez [email protected]