• Es decir, su ganancia media anual fue de 22.697,86 euros, un 0,1% inferior a la de 2012.
  • Los empleados de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado fueron los que más cobraron (52.827,56 €/año).
  • Los hombres (25.675,17 €/año) siguieron cobrando más que las mujeres (19.514,58 €/año), al igual que los empleados a tiempo completo (26.345,72 €/año) ganaron más que los de a tiempo parcial (10.056 €/año).
  • Sólo País Vasco, Madrid, Cataluña y Navarra tuvieron un salario superior a la media nacional. Mientras el de Extremadura fue el más bajo.
Este miércoles hemos conocido otro dato más que demuestra la moderación salarial que venimos viviendo en los últimos años, pues cada trabajador ganó 1.891,49 euros al mes de media en 2013, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es decir, la ganancia media anual se situó en 22.697,86 euros, un 0,1% inferior a la de 2012. Estadística señala que hay notables diferencias salariales entre las distintas actividades económicas. Así, los empleados de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado fueron los más afortunados, pues cobraron 52.827,56 €/año, es decir, más de dos veces la media anual. Tras ellos, ocuparon el podio salarial los empleados de actividades financieras y de seguros (39.607,49 €/año) y los de información y comunicaciones (33.137,17 €/año). En el lado opuesto, se situaron los de hostelería, cuya ganancia media anual fue de 13.851,08 €/año. En cuanto al género, también hubo notables diferencias que ilustran la gran desigualdad que existe. En concreto, el salario de los hombres ascendió a 25.675,17 €/año, por lo tanto estuvo por encima de la media, mientras que el de las mujeres no llegó a la media y sólo alcanzó los 19.514,58 €/año. Asimismo, por comunidades autónomas existen distinciones. Sólo en cuatro -País Vasco, Madrid, Cataluña y Navarra- los trabajadores tuvieron un salario superior a la media nacional. El vasco se situó en 26.915,07 €/año y fue el más alto, seguido del madrileño (26.215,36 €/año), el catalán (24.253,73 €/año) y el navarro (23.836,93 €/año). Mientras que el más bajo fue el de Extremadura, (19.129,72 €/año), aunque Canarias (19.167,93 €/año) y Galicia (19.824,66 €/año) le ganaron por poco. Estadística no deja ninguna duda de lo precario que es el trabajo a tiempo parcial, pues su salario anual se situó en 10.056,10 €/año, más de la mitad de la media nacional. Una cuantía que además se redujo un 2,6% respecto a la del año 2012. Sin embargo, el empleado a tiempo completo tuvo un salario de 26.345,72 €/año, casi 4.000 € superior a la media y un 1% mayor a la del año anterior. Por último, conviene destacar que también hay diferencias respecto a la nacionalidad y la edad. En cuanto a la primera, sólo los españoles tuvieron un salario superior a la media. Respecto a la edad, los trabajadores menores de 25 presentaron los salarios más bajos, mientras que los más altos fueron para las personas entre 55 y 59 años. Estos datos del INE reflejan bastante bien la moderación salarial que había en 2013, debido fundamentalmente a la crisis económica, auque hay que destacar que dos años después la cosa no ha mejorado mucho: nuestro salario mínimo ocupa el noveno puesto de la Unión Europea y el medio, el duodécimo. Una situación que no tiene miras de cambiar, al menos a corto plazo, a pesa de que estamos en año electoral. Cristina Martín [email protected]