• La compañía explica que su objetivo es llegar a 10 millones de hogares con fibra óptica el próximo año.
  • Pero toda su estrategia depende de la compra de Jazztel, que le aportaría unas sinergias de 1.400 millones.
  • La compañía mantiene el proyecto conjunto con Vodafone, con el que ha llegado a 900.000 hogares de 12 ciudades.
  • Además, pretende añadir dos millones de unidades inmobiliarias con fibra óptica hasta el hogar y otro millón con la red de ONO.

Orange se reunió ayer lunes con representantes de las autoridades europeas de Competencia, cansada de los obstáculos que le están poniendo a la compra de Jazztel. La compañía ha ofrecido nuevas concesiones para que se apruebe la operación, como la venta de los activos que se solapen. Y un día después, en una reunión con los analistas, ha presentado el nuevo plan estratégico Essentials2020, con el que prevé llegar en 2016 a los 10 millones de hogares pasados con fibra óptica hasta el hogar (FTTH). Respecto a la venta de activos, el mayor solapamiento se produce en las centrales conectadas para acceder a la red fija de Telefónica (1.127 centrales conectadas de Orange y 1.122 de Jazztel, con un solapamiento casi total). En la red de fibra, también habría solapamiento, pero menor (Orange llegaría a unos 800.000 hogares por los más de tres millones de Jazztel).

La compra de Jazztel permite a la compañía francesa adelantar un año el objetivo que se había marcado previamente. Está claro, en cualquier caso, que Orange tiene prisa para aumentar sus posiciones en España, lo cual pasa inevitablemente por dos vías: las negociaciones con el departamento de la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, y acelerar su expansión en redes de la mano de Jazztel, sobre la que lanzado una OPA por 3.400 millones de euros. Como ha explicado la propia compañía, "la propuesta para adquirir Jazztel ayudará al grupo reforzar y acelerar su estrategia en fibra y en la oferta de televisión". A juicio de los analistas, la operación llegará a buen puerto y se concretará en junio, aunque ponen de relieve igualmente que el asalto a Jazztel es necesario en la estrategia de Orange en España. Las sinergias ascienden a 1.400 millones de euros.

Respecto a su estrategia en fibra óptica, el consejero delegado del grupo francés, Stéphane Richard (en la imagen), ha explicado a los analistas que lleva a cabo un proyecto de despliegue con Vodafone, disponible ya en 900.000 hogares de 12 ciudades españolas. El objetivo es llegar a los tres millones de unidades inmobiliarias pasadas con FTTH este año: dos millones con ese acuerdo conjunto y otro millón con otro acuerdo para Vodafone preste un servicio mayorista a Orange, utilizando la red de ONO.

Orange ha explicado también que prevé triplicar sus inversiones en fibra para 2020 en Francia e incrementar el número de hogares conectados desde los 3,6 millones a finales de 2014 a los 12 millones en 2018 y a los 20 millones de hogares en 2022 en el país, donde mantiene su sede. Las inversiones globales superarán los 15.000 millones entre este año y 2018. El fruto será, según sus cálculos, llegar a una cobertura superior al 95%  en 2018 en los países europeos en los que opera.

Stéphane Richard ha explicado que el objetivo de Orange superar en 2018 los ingresos y el Ebitda de 2014. En concreto, sitúa el Ebitda este año entre 11.900 y 12.100 millones.

Rafael Esparza

[email protected]