• Telefónica tiene un problema: rentabilizar el alto precio pagado por el deporte rey (2.400 millones de euros).
  • Pero sus competidores, Vodafone y Orange, tienen otro: comprar barato para mantener el pulso con Movistar en captación de clientes.
  • Al mismo tiempo, estas dos telecos han bajado tanto los precios de enganche que difícilmente podrán mantenerlos en el futuro y mucho menos rentabilizarlos.
  • El único que ha ganado la partida ha sido Jaume Roures. Mediapro ha hecho el agosto y también, claro está, Al Jazeera.
Nuevo capítulo en el culebrón de los derechos del fútbol. Orange ha roto la baraja, pues quiere que sea la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quien marque el precio del fútbol. En la tarde del miércoles, se conocía que el regulador pedía a Telefónica y a Mediapro que abrieran su acuerdo del fútbol a los competidores. Se trata de una exigencia, pues cuando autorizó la compra de DTS por parte de la teleco que preside César Alierta puso una serie de condiciones. Entre ellas, señalaba expresamente que Telefónica no puede adquirir en exclusiva total o parcial canales de televisión de pago o productos de la misma, según han explicado fuentes de la CNMC a Hispanidad. Por tanto, si no hace caso, el regulador iniciará un expediente sancionador. Sin embargo, Telefónica está más inclinada a cumplir las condiciones y ya ha habido contactos con las otras telecos. Pero claro la negociación no se presenta fácil. En una primera etapa, las distintas operadoras tienen que ponerse de acuerdo en el precio, y si esto no se produce, entonces hay una segunda etapa, en la que la CNMC da una horquilla de precios -aunque a los reguladores no les gusta hacer esto-. La teleco que preside César Alierta tiene un problema: rentabilizar el alto precio que ha pagado por los derechos televisivos del deporte rey. Una cifra que ha ascendido nada más y nada menos que a 2.400 millones de euros (es decir, 800 millones/temporada). Pero sus competidores, Vodafone y Orange, tienen otro problema. En concreto, deben comprar barato para mantener el pulso con Movistar en captación de clientes. Por eso son partidarias de pagar un precio acorde a su cuota de mercado. Claro que Telefónica no se conformará con poco porque tiene que rentabilizar los 2.400 millones invertidos. Al mismo tiempo, Vodafone y Orange han bajado tanto los precios de enganche que difícilmente podrán mantenerlos en el futuro y mucho menos rentabilizarlos. Vodafone fue la primera que tiró los precios y ha logrado 1 millón de clientes, pero eso sólo es flor de un día, ¿qué hará la próxima temporada? ¿Subirá los precios? Seguramente no le quede otra opción. Por su parte, Orange bajó los precios porque necesita crecer en masa de clientes. Además, ambas están preocupadas por el gran potencial de la oferta convergente de Telefónica: a cierre del tercer trimestre de 2015, tenía 4 millones de clientes en Fusión y 1,9 millones de clientes en fibra. A la vista de este escenario, sin duda, el único que ha ganado la partida ha sido Jaume Roures. Pues su productora, Mediapro ha hecho el agosto. Es decir, ha sacado una importante tajada a Telefónica. Y también, claro está, Al Jazeera, ya que es la propietaria del 75% de BeIN Sports. Cristina Martín [email protected]