• Están sacrificando margen por crecimiento.
  • Un detalle: la marca que están promocionando es Jazztel, no Orange.
  • Curioso, porque Jazztel lidera el ranking de las telecos con más reclamaciones.
  • Mientras tanto, la primera en ofrecer la convergencia, Movistar, ya ha comenzado a subir las tarifas.
Orange compró Jazztel en verano de 2015 -cerró la operación en agosto- por 3.400 millones de euros. Mucho dinero, aunque lejos de los 7.200 millones que pagó Vodafone por ONO. Algunos dirán que la cablera era mejor que la teleco de Fernández Pujals, y puede que tengan razón, pero esa es otra historia. La que nos ocupa ahora hace referencia a la estrategia que está llevando a cabo Orange-Jazztel. Una estrategia muy agresiva en la que el reclamo más importante son las tarifas. En otras palabras, los franceses juegan a precio, es decir, están sacrificando margen por crecimiento. Capto más clientes, sí, pero me reportan menos ganancias. Un detalle que llama la atención: tras la compra de Jazztel, las campañas publicitarias -muy agresivas, por cierto- son de la teleco comprada -Jazztel-, y no de la compradora -Orange-. Lo normal hubiera sido lo contrario e, incluso, la posterior desaparición de la firma más pequeña. Pero no, Jazztel se está llevando todo el protagonismo, a pesar de su mala imagen entre los usuarios, precisamente por eso, porque Orange juega a precio, a convertirse en la 'low cost' de las grandes telecos. Por cierto, tras la compra de Orange, Jazztel sigue siendo la compañía que más quejas recibe, según datos de la Oficina de Atención al Usuario de las Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria. Ya lo fue en 2014 y, lejos de mejorar, cerró 2015 -ya integrada en Orange- con un incremento de las reclamaciones del 11,8%. Todo un reto para el nuevo consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot (en la imagen). Sea como fuere, lo que queda claro es que los franceses están jugando a precio en un momento en el que el sector ha comenzado a virar y a ofrecer un mejor servicio a cambio de tarifas más elevadas. Movistar ya lo ha hecho. Pablo Ferrer [email protected]