• Es el mensaje que se encuentran los llamados a declarar, a pesar de que ya estaban las cámaras para grabar.
  • Como La Sexta, entre otros medios apostados ante en el domicilio de Ignacio González antes de su detención.
  • Pero nadie habla de filtraciones, ni la mismísima Cifuentes, que recuerda en público y en Twitter, el secreto de sumario.
Dos cosas están claras en la Operación Lezo, tan mediática desde primera hora, que hasta La Sexta ha recogido las imágenes de la detención del expresidente madrileño Ignacio González en su domicilio familiar. Sorprende, básicamente, cuando la orden que corría en paralelo a la detención, no sólo de González, también de otras 11 personas, era la de silencio hasta el día siguiente -o sea, mañana-, cuando están citados a declarar. Léase: el juez de la Audiencia Nacional que la ha armado, Eloy Velasco, ha sido tan protagonista de las secuencias, como los nombres que han ido desfilando a lo largo de la mañana, acusados todos ellos, en distinto grado, en un presunto caso de corrupción en la empresa pública Canal de Isabel II. Lo ha visto media España, porque las cámaras ya estaban al pie de la noticia, pero no pueden decir nada: silencio total. La que no ha callado ha sido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a pesar de que las sospechas apuntan a su mentor político, compañero y antecesor en el cargo. Obviamente, para ella también rige el secreto de sumario, como ha recordado ante los periodistas. Muy mediático todo, también ella. Y es que el origen de la investigación judicial arranca (julio de 2016) de una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción del propio Gobierno madrileño. Y no son de poca monta, como quien dice, los ocho delitos con los que se encuentran los acusados: prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, etc. Cifuentes está citada a declarar como testigo, del mismo modo, entre otros, que el presidente  del Grupo Planeta, Josep Creuheras. Otros son: Ángel Garrido, consejero de Presidencia; Marisa González, jefa de Gabinete de Cifuentes y Rafael Prieto, director general del Canal. Y entre los detenidos, además de Ignacio González, también están: Edmundo Rodríguez, destituido por Cifuentes como presidente de Inassa -la empresa que gestiona las compañías del Canal de Isabel II en Hispanoamérica, y María Fernanda Richmond, exdirectora financiera del Canal. Andrés Velázquez [email protected]