• Lo que iba a ser la gran alianza entre La Caixa y OHL se está desdibujando por momentos.
  • El 7% de Abertis ha dejado de ser un activo estratégico para Villar-Mir de Fuentes.
  • Y ojo al dato: vale 970 millones de euros en bolsa frente a los 910 millones de la constructora.
  • La deuda sigue pesando como una losa en OHL.
La aventura de OHL en Abertis, que comenzó en 2012, podría tener sus días contados. La constructora que preside Juan Villar-Mir de Fuentes (en la imagen) analiza en estos momentos la venta del 7% que aún posee en la concesionaria, lo que supondría su salida definitiva de la empresa que preside Salvador Alemany. De esta manera, se pondría fin a lo que iba a ser la gran alianza entre La Caixa y OHL. Me dirán que OHL no puede vender el 7% que aún mantiene de Abertis antes de enero de 2017, que es cuando vence el lock-up de 180 días -compromiso de no vender acciones- acordado tras la colocación, el pasado mes de julio, de otro 7% y algo de razón tienen. Ahora bien, vender el último paquete de Abertis antes de la fecha marcada -4 de enero de 2017- es una posibilidad contemplada en el propio hecho relevante que OHL remitió a la CNMV cuando anunció la colocación anterior. "Dicho compromiso -el lock-up de 180 días- no aplicará a la transmisión de acciones o valores referenciados a las acciones de Abertis que se realice en virtud de la ejecución de cualquiera de las garantías reales existentes sobre dichas acciones o valores referenciados a las acciones", señala el comunicado. En otras palabras, OHL podría, por ejemplo, emitir bonos canjeables por esas acciones o, simplemente, venderlas en una colocación privada. Tengan en cuenta que la finalidad de un lock-up es proteger la cotización de la empresa en cuestión -en este caso, Abertis- evitando la incertidumbre y el descenso del valor que se produce cuando un accionista significativo vende sus acciones. Y este riesgo no se da, por ejemplo, en una colocación privada. En cualquier caso y al margen de la fecha, lo cierto es que Abertis ha dejado de ser un activo estratégico para OHL. Sí, sigue siendo un activo financiero y de buena calidad, pero nada más. No entra en el plan estratégico de la compañía. Además, el sueño de Juan Miguel Villar Mir de llegar a acuerdos con Abertis para el traspaso de activos, por ejemplo en México, se ha esfumado definitivamente con la decisión de la concesionaria de pujar por las autopistas de Goldman Sachs en el país americano. Lo cierto es que a Abertis sólo le interesan los activos maduros, una característica que no cumplen los de OHL. Además, y esto es más importante, el grupo que preside Villar-Mir de Fuentes sigue necesitado de liquidez. Los resultados del primer semestre no han sido buenos y la deuda de 3.510 millones de euros sigue pesando como una losa. OHL necesita recuperar cuanto antes la confianza del mercado, es decir, de los analistas, y para ello es indispensable reducir el apalancamiento. A esto unan un dato muy significativo: OHL vale en bolsa, este miércoles, 910 millones de euros, frente a los 970 millones que vale el 7% de Abertis. Sin duda, la venta de esas acciones supondría una importante inyección de liquidez y, probablemente, de confianza. Pablo Ferrer [email protected]