• Y de postre, el divorcio entre Villar Mir y los Botín.
  • La banca, con el Santander a la cabeza, fuerza a vender OHL.
  • Se da la circunstancia de que Villar Mir es consejero de la entidad cántabra.
  • Aunque cada vez remite más de sus funciones.
  • De hecho, ya ha abandonado la comisión de Auditoría, donde ha sido sustituido por Belén Romana.
OHL ha reconocido este lunes que el fondo China State Construction Engineering Corporation (CSCE) está estudiando la compra de una participación de la constructora. En el hecho relevante remitido a la CNMV no se concreta qué porcentaje está en juego, pero el mercado da por hecho que se trataría de una participación mayoritaria. Sea como fuere, el asunto trasciende completamente la mera venta de una empresa, aunque estemos hablando del buque insignia del Grupo Villar Mir. La venta de OHL significa mucho más: es la gran sucesión, el paso de un padre gestor a unos hijos propietarios. En otras palabras, Juan, Silvia y Álvaro Villar-Mir de Fuentes (en la imagen, Juan y Silvia junto a su padre) controlarán el Grupo Villar Mir, una sociedad de cartera con participaciones en empresas como Ferroglobe, Fertiberia o Inmobiliaria Espacio, y nada más. No gestionarán las compañías participadas aunque el Grupo ostente la mayoría. En su lugar, al frente de cada una de ellas habrá un equipo gestor compuesto por destacados profesionales, que actuarán de manera independiente. Pero volvamos a OHL. ¿Por qué CSCE estudia ahora su adquisición? Porque la banca, con el Santander a la cabeza, ha forzado a Villar Mir para hacerlo. El asunto tiene su aquél, porque don Juan Miguel es consejero externo del banco y no está previsto que abandone antes de que finalice su actual mandato (2019) sino es por iniciativa propia. Todo con la máxima educación, por supuesto, aunque lo cierto es que el papel de Villar Mir en el Santander está en claro retroceso. Por ejemplo, ya no es miembro de la comisión de Auditoría, donde ha sido sustituido por Belén Romana. Y un consejero que no participa de ninguna comisión… Llegados a este punto, cabe preguntarse si la venta de OHL tiene marcha atrás. La respuesta es sí. Villar Mir podría encontrar una alternativa en OHL México, filial que controla junto al fondo IFM. De hecho, este fondo de infraestructuras australiano ya manifestó, en julio de 2016, su interés por lanzar una Opa de exclusión por la filial del grupo español. La clave está en el dinero que podría obtener y en las exigencias de la banca. Pablo Ferrer [email protected]