• Mientras en Alepo se habla de crímenes de guerra porque Rusia bombardea, en Mosul no, porque los que bombardean son los americanos.
  • Sobre Alepo, la ONU acusa por primera vez a opositores y Gobierno sirio de cometer crímenes de guerra.
  • Y mientras, fuerzas iraquíes atacan defensas del Estado Islámico en el este de Mosul.
  • Y Rusia extiende la moratoria de ataques aéreos en Alepo hasta el viernes.
En Mosul (Irak) y en Alepo (Siria) continúan los enfrentamientos contra el Estado Islámico para liberar ambas ciudades de los yihadistas. Eso sí, con una diferencia: mientras en Alepo se habla de crímenes de guerra porque es Rusia quien bombardea, en Mosul no, porque los que bombardean son los norteamericanos. Sin embargo, este fin de semana, por primera vez, la ONU ha 'dado un toque' a los dos bandos contendientes en Alepo, acusándoles de crímenes de guerra, según Efe. Y es que se da la circunstancia de que hasta ahora, la ONU sólo había denunciado a uno de los dos bandos, el de Bashar al Assad ayudado por Rusia, acusándole de genocidio. También hay otra circunstancia añadida y es que mientras en Alepo hay 200.000 civiles soportando la guerra, en Mosul hay 1.500.000. Es decir, que hasta a efectos numéricos la doble vara de medir de Occidente -de la ONU- no debería ser tal. Así las cosas, las fuerzas iraquíes y aviones de combate enviados por la coalición liderada por Estados Unidos atacaban este martes las defensas del Estado Islámico en el extremo oriental de Mosul, un día después de los primeros combates ocurridos en el interior de la ciudad, según Reuters. "Actualmente estamos luchando en el este de Mosul", dijo el teniente general Abdul Wahab al-Saidi, miembro del Servicio de Contraterrorismo, una unidad militar de élite. "Hay presión de todos los lados de la ciudad para facilitar el ingreso al centro", sostuvo. Dos semanas después del inicio de su campaña para recuperar Mosul de manos de Estado Islámico, las fuerzas iraquíes y la coalición aliada han despejado decenas de aldeas y ciudades de la región de Nínive, al este de la ciudad, y están avanzando junto al río Tigris desde el sur. Pero los enfrentamientos dentro de la ciudad, el último gran bastión de Estado Islámico en Irak y donde aún viven 1,5 millones de personas, podrían prolongarse durante meses. La ofensiva, que involucra a fuerzas regulares del Ejército, a la unidad antiterrorista de élite, a la policía federal, a combatientes kurdos y milicias chiíes, es la más compleja vista en Irak desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 para derrocar a Sadam Husein. En lo que respecta a Alepo (Siria), el ministro de Defensa de Rusia anunció el miércoles que extenderá la moratoria de ataques aéreos contra los objetivos en la ciudad siria hasta la noche del viernes con el fin de dar a los rebeldes más tiempo para abandonar la ciudad, informa Reuters. Desde el 18 de octubre, Rusia y sus aliados sirios dicen que han detenido sus ataques aéreos en Alepo. Los gobiernos occidentales habían afirmado que estos bombardeos estaban matando a una gran cantidad de civiles, algo que Moscú ha negado. Pero lo dicho: mientras en Alepo se habla de crímenes de guerra porque es Rusia quien bombardea, en Mosul no, porque los que bombardean son los norteamericanos. Andrés Velázquez [email protected]