• A Washington le da lo mismo que sea del PP o del PSOE, con tal de que mantenga las bases de Morón y Rota.
  • Tampoco pone vetos a Podemos, pero no se fía de ellos.
  • ¿Lo ideal para el NOM? Un gobierno de coalición PP-PSOE.
  • Y, sobre todo, el Imperio busca un Gobierno dócil a Bruselas, lacayo de Washington, y a los mercados financieros.
Barack Obama (en la imagen junto a Rajoy) viaja a España por primera vez desde la Casa Blanca ahora, que ya es un pato cojo. Es igual, los presidentes norteamericanos están en línea de salida tienen más influencia en el exterior que dentro. Y viene con órdenes tajantes: quiere un gobierno en España y rapidito. Un gobierno lo más estable posible que haga lo que tiene que hacer un Gobierno europeo periférico en un país que en este siglo no anda sobrado de personalidad, como es España: ser sumiso a Bruselas y a los mercados financieros. No es que Obama suspire por España. De hecho, desprecia bastante al mundo hispano. Pero Rota y Morón, sobre todo está última, son dos piezas básicas del Ejército norteamericano en una zona estratégica. Y, por cierto, la presencia militar norteamericana se ha multiplicado durante los últimos años, con Zapatero y Rajoy, cada uno a su modo, dos serviles del imperio. Por cierto, al Nuevo Orden Mundial (NOM) le importa poco que en España gobierne el PP o el PSOE. Es más, aunque Obama desconfía de Podemos tampoco hace de ello causa de ruptura. A fin de cuentas, los de Podemos también son progres. Y lo quiere rapidito. A ser posible y según fuentes monclovitas, que podrían estar confundiendo sus deseos con la realidad, ha de haber Gobierno antes de final de mes. Pedro Sánchez lo va a tener difícil para persistir en su negativa dado que Rajoy se niega a pactar con los catalanes de CDC y lograr una investidura sin compromiso alguno para parte del PSOE. No se preocupen, el PSOE cederá, el PP también. Sánchez, y también Rajoy, saben lo mucho que se juegan. Eulogio López [email protected]