• Tras su victoria, Netanyahu (Likud) se tomará entre dos o tres semanas para formar el nuevo Gobierno.
  • El Likud ha ganado las elecciones legislativas (30 escaños) con una ventaja de seis escaños sobre su principal rival, la coalición de centro izquierda Campo Sionista (24 escaños) liderada por Isaac Herzog.
  • Se sitúa lejos de los 61 escaños que le proporcionarían la mayoría absoluta (de los 120 escaños del parlamento), pero le dan suficiente ventaja para iniciar los contactos para la formación de un gobierno de coalición.
  • El actual primer ministro ha abogado por la formación de un gobierno "fuerte" que aglutine a todas los partidos de derechas.
  • Para ello ha tendido la mano a los partidos ultranacionalistas, a los religiosos y al centrista Kulanu para formar un gabinete.
  • Netanyahu será llamado a formar Gobierno por el presidente Reuven Rivlin para asumir su tercer mandato consecutivo, el cuarto si se tiene en cuenta el de 1996-1999.
  • Al resultado, los medios israelíes lo califican de "gran victoria", pues contradice la predicción de los sondeos sobre un empate técnico.
El partido del primer ministro Benjamín Netanyahu (en la imagen), el derechista Likud, ha ganado las elecciones legislativas en Israel -contra pronóstico- con una ventaja de seis escaños sobre su principal rival, la coalición de centro izquierda Campo Sionista (24 escaños) liderada por Isaac Herzog.

Los 30 escaños del Likud le sitúan lejos de los 61 que le proporcionarían la mayoría absoluta (de los 120 escaños del parlamento), pero le dan suficiente ventaja para iniciar los contactos para la formación de un gobierno de coalición.

Con el recuento finalizado y una participación del 70%, el resto de escaños se reparten entre la Lista Árabe Unida, con 14; el centrista Yesh Atid, con 11; la centro-derecha de Kulanu, 10 escaños; los ultranacionalistas de Hogar Judío (8) e Israel Beitenu (6); el Judaísmo Unido de la Torá, religioso askenazí (7); el Shas, de los ortodoxos sefardíes (6), y los socialdemócratas pacifistas de Méretz (4).

El resultado, que los medios israelíes califican de "gran victoria" para Netanyahu, contradice la predicción de los sondeos a pie de urna, que el martes hablaban de empate técnico. Así que el actual primer ministro será llamado a formar gobierno por el presidente Reuven Rivlin para asumir su tercer mandato consecutivo, el cuarto si se tiene en cuenta el de 1996-1999.

En ese sentido, Netanyahu se tomará entre dos y tres semanas para formar un nuevo gobierno, indicó este miércoles su partido, el derechista Likud, en un comunicado que recoge Infobae.

Netanyahu se entrevistó con los líderes de varios partidos y tiene "la intención de ponerse a trabajar inmediatamente en la formación del gobierno, para concluir esta tarea en un plazo de dos a tres semanas", indicó el Likud.

Netanyahu ha celebrado la victoria en Tel Aviv y ha abogado por la formación de un gobierno "fuerte" que aglutine a todas los partidos de derechas. Para ello ha tendido la mano a los partidos ultranacionalistas, a los religiosos y al centrista Kulanu para formar un gabinete en dos o tres semanas.

Los socios con los que cuenta el primer ministro son: Naftali Bennett (Hogar Judío, ultranacionalista), Moshé Kahlón (Kulanu, centro), Avigdor Lieberman (Israel Beitenu, derechista), Arie Deri (Shas, ultraortodoxo) y Moshé Gafni y Yaacov Lizman (Judaismo de la Torá, ultraortodoxo).

Su principal rival, el laborista Isaac Herzog, reconoció la victoria del mandatario y le deseó "buena suerte", en declaraciones a medios israelíes.

Andrés Velázquez
[email protected]