• El líder del PP inicia con Coalición Canaria su ronda de contactos para formar gobierno.
  • Ayer, desde el PSOE, con bastante demagogia, exigieron a Rajoy lo evidente: que empiece a buscar apoyos (que 'se lo curre').
  • Y parece que Ciudadanos recula de su veto a Rajoy: lo importante son los contenidos, no las personas, según Girauta.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que este jueves empezará a mantener contactos con los líderes de otras fuerzas políticas para intentar llegar a un acuerdo que permita la formación de un nuevo ejecutivo "a la mayor celeridad posible" tras las elecciones del 26J en las que el PP fue el partido más votado con 137 escaños, informan agencias. De hecho, el líder del PP ha abierto con el presidente de Coalición Canaria su ronda de contactos para intentar formar gobierno, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo. Ambos han quedado en seguir hablando. El jefe del Ejecutivo ha dicho que en su primera fase de negociación espera conocer la disposición de otros líderes a llegar a un acuerdo y, a partir de ahí, si lo ve posible, se nombraría una comisión negociadora para hablar con los demás asumiendo que con los escaños obtenidos por el PP, no puede pretender aplicar todas sus propuestas. Lo más "razonable" tras la elecciones, según Rajoy, es que a la "mayor celeridad posible" en España pueda haber un gobierno y una vez se constituyan las Cortes el martes 19 de julio hay que ser "rápidos, diligentes y constructivos". En el ámbito de las negociaciones para la formación de gobierno, el líder del PP ha asegurado que sigue "plenamente en vigor" el documento con cinco grandes puntos que su partido planteó en las conversaciones tras las elecciones del 20 de diciembre (consolidar la recuperación económica, cumplir con los compromisos europeos, mejorar el sistema de financiación autonómica, fortalecer el sistema de bienestar social, un pacto educativo y la lucha contra el terrorismo). De esta forma, Rajoy se lo empieza a "currar" , que es lo que le han reclamado desde el PSOE, con bastante demagogia, -como le pidió Jordi Sevilla, por ejemplo-, porque ya sabían los socialistas que es lo que iba a hacer Rajoy. Por cierto que en TVE, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso y diputado electo, Juan Carlos Girauta, ha apartado la exigencia de vetar a Mariano Rajoy como presidente de futuro Gobierno tras las elecciones del 26J y ha dicho que no es el momento de hablar de "nombres". Lo primero es ver si hay "disposición" por parte del PP para cumplir las condiciones de regeneración de C's, ha explicado. "Primero hay que hablar de contenidos y luego los nombres porque si no se va a reformar la justicia, la ley electoral o no se impulsa un pacto nacional por la educación, no hay nada que hablar", ha advertido. Girauta ha evitado contestar a las reiteradas preguntas sobre si el partido naranja respaldará la investidura de Rajoy y se ha limitado a responder que "para nada" van a enseñar la carta "sin saber" si se cumplen las condiciones que Ciudadanos pondrá sobre la mesa de negociación. Tampoco ha descartado que su formación entre en el Gobierno tras el26J, después de haber sido el cuarto partido más votado con 32 escaños, y ha rechazado que pueda haber unas terceras elecciones porque "las tres formaciones constitucionalistas", en referencia a PP, PSOE y Ciudadanos, suman 250 escaños, ha señalado. Andrés Velázquez [email protected]