• Hace un año, 120.000 cristianos huyeron de la Llanura del Nínive ante el avance feroz del Estado Islámico en la región.
  • Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) coopera desde entonces con las parroquias locales para aliviar la situación de los cristianos desplazados.
  • La ayuda facilitada por esta fundación pontificia tras aquella huida masiva asciende a 8 millones de euros.
  • "Huimos al atardecer... Fue horrible", recuerda uno de los supervivientes a la persecución yihadista.
  • Con motivo de este aniversario, la Iglesia de Irak va a celebrar una jornada especial de oración para rogar por la paz.
Hace un año, 120.000 cristianos que residían en la Llanura del Nínive se vieron forzados a escapar de sus hogares, ante el avance feroz del Estado Islámico (EI). A partir de entonces, sus condiciones de vida no han mejorado. La mayoría de ellos continúan en campos de refugiados del norte de Irak, a donde huyeron con lo puesto. Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) los apoya desde entonces, cooperando con la Iglesia Católica local de allí. La ayuda de esta fundación pontificia internacional a los cristianos perseguidos en Irak asciende ya a 8 millones de euros. Y continúan aprobando nuevos paquetes de suministros. Sus proyectos en la región incluyen el reparto de alimentos, alquiler de viviendas y necesidades pastorales. En Ankawa, un barrio cristiano de la provincia iraquí de Erbil, se encuentra el centro de Mar Elia. El padre Douglas Bazi es uno de los encargados de distribuir la ayuda allí. Según relata este sacerdote a AIN, decenas de miles de personas llegaron a este campo de refugiados "sin nada". "Muchos de ellos ni siquiera querían comer", precisa Bazi para mostrar la magnitud de su desesperación. Uno de los refugiados, Rami, cuenta que la huída "fue horrible". "Huimos al atardecer. No sabíamos si llegaríamos vivos al día siguiente", cuenta este cristiano. El obispo de Mosul, en una entrevista concedida a Hispanidad durante su visita a Madrid, ya daba cuenta del drama que supone poder ser capturados en cualquier momento por los yihadistas. Con motivo de este primer aniversario, la Iglesia de Irak va a celebrar una jornada especial de oración por la paz. Con el fin de mostrarles su apoyo, AIN está lanzando una campaña global a través de las Redes Sociales, con los hashtags #PrayForIraq #WeAreChristians y #6thAugust. Entre tanto, la coalición internacional antiyihadista aprovecha que Turquía ahora cede sus bases militares para agilizar su ofensiva contra el EI. El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha asegurado en un encuentro con John Kerry en Malasia que empezarán "pronto" a atacar al EI en el norte Siria. Hasta ahora, el Ejército turco ha dirigido sus ofensivas a regiones controladas por los kurdos en el norte de Irak. Daniel Esparza   [email protected]