• El último escándalo que ha protagonizado ha sido en India, donde tuvo que retirar los fideos Maggi tras el 'toque' de varios Estados.
  • La multinacional ha ganado 4.156 millones en el primer semestre, con una caída del 0,3% en su cifra de negocios.
El grupo suizo Nestlé ha informado este jueves de sus resultados en el primer semestre, que han descendido un 2,5%, hasta 4.156 millones, lo que muestra, una vez más, que el gigante de la alimentación no se ha repuesto todavía de propia crisis, también reputacional, por los escándalos. El último, tras las acusaciones en India contra los fideos precocinados de una de sus marcas, Maggi, que finalmente tuvo que retirar. La polémica estalló después de que varios gobiernos regionales decidieran prohibir temporalmente su consumo tras detectar exceso de plomo y la multa que afronta por ese motivo asciende a 47 millones de francos. El portal SWI explica las claves de esa controversia y cómo la respuesta a las crisis sigue siendo el talón de Aquiles de Nestlé. Maggi es una de las marcas de la multinacional, que tiene muy conocidas, no exentas de polémica, como Nespresso o Kit Kat o Maggi. También su facturación se ha resentido, aunque menos, un 0,3% menos, pero sigue siendo enorme: 39.414 millones. Nestlé achaca los peores resultados al impacto negativo del 5,8% por el cambio de divisa y a las adquisiciones. No obstante, el Ceo de Nestlé, Paul Bulcke, mantiene los objetivos para el conjunto del año y asegura que los resultados en el primer semestre estuvieron en línea con sus expectativas. Rafael Esparza [email protected]