• Y el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, dice lo mismo: un desastre legal.
  • Un día antes, los empresarios se ensañaron con los independentistas.
  • La locura narcisista de Artur Mas ya es proverbial en Europa.
Mal día para Artur Mas (en la imagen), aunque el presidente de la Generalitat asegura a sus íntimos que nada le importa lo que diga Madrid. Ya saben, Mas sólo habla de Madrid o del Estado español, la palabra España no le gusta pronunciarla. Mañana del martes 8: el BBVA no dice que la independencia catalana pueda hacer daño a la economía de toda España: dice que ya lo está haciendo y que el PIB no crece como debiera por esa razón. 2. Carlos Lesmes, presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo abre el año judicial con mensajes indirectos a don Artur: la ley hay que cumplirla. De paso, Mariano Rajoy se ha ido a Barcelona para hablar de su concepto favorito: el sentido común. Tiene razón el presidente, es importante la sensatez -que a eso se refiere- como es importante, muy importante, la diligencia, virtud que se opone a la pereza y a la indolencia. En cualquier caso, la locura narcisista de Artur Mas ya es proverbial en Europa. Eulogio López [email protected]