• Hallan 15 cadáveres de ejecutados "brutalmente" por el Estado Islámico al sur de Mosul.
  • Las fuerzas iraquíes junto con las tropas kurdas 'peshmergas' encontraron recientemente un gran número de fosas comunes en las zonas recuperadas a los yihadistas.
Las fuerzas iraquíes hallaron este lunes los cadáveres de 15 personas en un pozo de agua al sur de Mosul, que se cree que fueron ejecutados por el Estado Islámico, según informaron funcionarios del gobierno, recoge Infobae. El gobernador del municipio de Al Shura, Jaled Yar al Yaburi, dijo que los cuerpos fueron hallados en la aldea de Saf Al Tut, que pertenece a Al Shura, a 40 kilómetros al sur de Mosul, y agregó que han comenzado a recuperar los cadáveres con el fin de identificarlos y esclarecer las circunstancias de su muerte. Asimismo, indicó que la información preliminar apunta al grupo terrorista como el responsable de lo ocurrido. La Comandancia de Operaciones para la Liberación de Nínive aseguró que el Ejército iraquí, con la ayuda de varios vecinos, halló también restos de ciudadanos asesinados por los yihadistas. Las víctimas fueron asesinadas "brutalmente" y los restos de sus cadáveres fueron abandonados al aire libre en el municipio de Hamam Al Alil, a 25 kilómetros al sur de Mosul, explicó la Comandancia en un comunicado. Las fuerzas iraquíes junto con las tropas kurdas 'peshmergas' encontraron recientemente un gran número de fosas comunes en las zonas recuperadas a los yihadistas, especialmente al sur de Mosul, y en otras áreas próximas a la comarca de Sinyar. La policía federal y otras fuerzas iraquíes se preparan para lanzar una ofensiva en los próximos días para recuperar esta zona de Mosul que se encuentra en manos del grupo yihadista y cuya liberación se espera próximamente, según la fuente. El pasado 17 de octubre, las tropas iraquíes y kurdas lanzaron una gran ofensiva para intentar arrebatar al Estado Islámico la provincia de Nínive y su capital, Mosul, que fue conquistada por los terroristas en 2014. En este periodo de dos meses, las autoridades han anunciado la muerte de centenares de yihadistas en esta ciudad y sus alrededores, mientras que más de 100.000 civiles se han visto obligados a desplazarse por los combates. La ofensiva para expulsar al grupo terrorista cumplió dos meses con avances y victorias de las fuerzas gubernamentales, pero aún se perfila larga la batalla para tomar el control de toda la zona. José Ángel Gutiérrez [email protected]