• El ministro de Hacienda acepta la rebaja fiscal de 2.000 millones en 2018 que le pedía la formación naranja.
  • Eso sí, forzado por Rajoy y Soraya.
  • Otra batallita ganada por los de Albert Rivera, que a cambio apoyarán el techo de gasto.
  • Asimismo, Montoro convoca de nuevo a las comunidades autónomas y eleva una décima sus objetivos de déficit.
  • Una 'caricia' para ganarse el 'sí' del PSOE al techo de gasto y un buen prólogo para la reunión de Rajoy y Sánchez y, sobre todo, para la alianza PP-C's.
Parece que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (en la imagen), ya no es el que era, pues este miércoles ha cedido, y no una vez, sino dos: primero ante Ciudadanos y luego ante las comunidades autónomas, sobre todo, las socialistas. Algo que sucede unos días después de que Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy le bajaran los humos a través del ABC -presunto escándalo sobre la consultora Equipo Económico- y de los ataques del exministro José Manuel Soria. Pero, claro, a Montoro no le ha quedado otra: necesita aprobar el techo de gasto de 2018 y la senda del déficit para preparar los Presupuestos del próximo año. Por eso el ministro de Hacienda ha aceptado la rebaja fiscal de unos 2.000 millones de euros en 2018 que le pedía la formación naranja. Se trata, por tanto, de otra batallita ganada por los de Albert Rivera, que a cambio apoyarán el techo de gasto. Así lo ha anunciado José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, al mediodía, apenas dos días después de que avisara de que no lo apoyarían sin un compromiso de bajar el IRPF. Al hilo de esta cesión de Montoro cabe señalar que parecía la crónica de una muerte anunciada: tras el Consejo de Ministros extraordinario del pasado lunes reconoció que los 2.000 millones exigidos por Rivera no le parecían desorbitados y un día después, adelantó que su Departamento estudia una rebaja del IRPF para las rentas más bajas, la discapacidad o la maternidad. Además, este miércoles, en una jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, ha señalado que hay margen para bajar el IRPF por el buen rumbo de las cotizaciones y la Seguridad Social, así como de la recaudación. Asimismo, Montoro ha cedido ante las comunidades autónomas, a las que ha convocado a una nueva reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) este viernes. En concreto, ha elevado una décima sus objetivos de déficit, pasando del 0,3% al 0,4% en 2018 y del 0,0% al 0,1% en 2019. Una décima que saldrá de la Seguridad Social porque está evolucionando de forma muy positiva este año. Una 'caricia' para ganarse el 'sí' del PSOE al techo de gasto de 2018, después de que en la reunión del CPFF del pasado 29 de junio, las autonomías socialistas (Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura y Valencia), además de Cantabria (donde el PSOE gobierna en coalición con el PRC) y Cataluña, votaran en contra de la senda de déficit 2018-2020. Asimismo, la cesión de Montoro supone un buen prólogo de cara a la reunión que mantendrán el próximo jueves, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, la primera desde que este último lograra, de nuevo, ser secretario general del PSOE. Cristina Martín [email protected]