• Sobre la polémica Declaración Tributaria Especial aprobada en 2012, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha afirmado que es una "amnistía fiscal original", porque sirve para "descubrir delitos, investigarlos y llevarlos a los tribunales".
  • Y recuerda que hasta el gobierno griego va a impulsar una amnistía fiscal, lo que muestra que la izquierda "también va por ahí".
Sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Estrella invitada, Cristóbal Montoro (en la imagen), a cuenta de las 'amnistías fiscales' y los casos 'Rodrigo Rato', 'Luis Bárcenas' y la 'trama Gürtel'. La diputada socialista, Leire Iglesias, le pregunta por "las puertas giratorias" de la actividad privada a la pública y le recuerda su trayectoria como titular de Hacienda, responsable del despacho Montoro y Asociados, dedicado a la asesoría fiscal, y su labor de nuevo al frente del fisco en el Gobierno de Rajoy. A lo que el ministro andaluz, más chulo que un ocho, ha respondido así a la petición socialista de dimisión: "No es que yo no me quiera ir, es que no me dejan". "Han cogido, como los niños pequeños, una perra con mi modesta persona". Sobre la polémica Declaración Tributaria Especial (DTE) aprobada en 2012, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha afirmado que es una "amnistía fiscal original", porque sirve para "descubrir delitos, investigarlos y llevarlos a los tribunales". "Es un nuevo concepto de amnistía fiscal", ha insistido con ironía el titular de Hacienda, diferente a las dos impulsadas por los gobiernos socialistas en el pasado. Así, defiende que tras acogerse a la DTE, el contribuyente es "a continuación investigado" y se analiza "cualquier origen ilícito de las rentas" afloradas. Montoro ha recordado que hasta el gobierno griego va a impulsar una amnistía fiscal, lo que muestra que la izquierda "también va por ahí". Andrés Velázquez [email protected]